El Lic. Danilo Medina y la revolución permanente dominicana

Por Carlos Luis Baron miércoles 4 de julio, 2012

Nueva York.- Se considera a León Trotsky la persona quien introdujo el concepto de la revolución permanente durante los debates de la revolución rusa en el siglo XX. Era de raíces étnicas judías y su nombre verdadero fue Lev Davidovich Bronshtein. León Trotsky fue uno de los primeros editores del periódico Pravda.

Trotsky fue pionero en hacer análisis de los procesos económicos y políticos en un conglomerado humano, para poder identificar cuáles son las fuerzas sociales que lo impulsan, que gravitan y que empujan esos procesos y así poder establecer el carácter o tipo de revoluciones que tenemos: democrática burguesa o socialista. Usando esa herramienta podríamos analizar el proceso de la revolución permanente de cualquier país.

Al estudiar el caso de la República Dominicana, lo podríamos dividir en tres grandes etapas o épocas: La era de Trujillo del 1930 al 1961, la era de Balaguer del 1963 al 1995 y la era del PLD del 1996 al presente.

Si nos auxiliamos de Trotsky, de una lupa, de unos binoculares o de un microscopio y observamos de cerca el comportamiento del producto interno bruto, la deuda, el crecimiento demográfico, por las facetas políticas en el siglo pasado y el presente, lo que produce el comportamiento social de sus actores del 1930 al presente, nos daríamos cuenta que el 16 de agosto del 1996 el Dr. Leonel Fernández inició lo que se ha definido una verdadera Revolución Dominicana moderna.

El 20 de mayo del 2012, el pueblo dominicano ha elegido un nuevo actor, al Lic. Danilo Medina, cuya misión histórica es de darle continuación a tan importante proceso revolucionario.

Es precisamente ahí que me gustaría polemizar en el papel del Lic. Danilo Medina y la revolución permanente de la República Dominicana en estos cuatro años.

Somos de opinión que el compañero, hermano y amigo presidente, debería dar los siguientes pasos en coordinación con la aplicación del programa de gobierno que hemos aprobado:

· Empoderar al partido (CP, CC, y CIs) y el frente progresista de manera territorial en la tomas y la ejecución de decisiones.

· Crear una alianza estratégica con los Estados Unidos y con la burguesía nacional criolla que está dispuesta a impulsar el producto país.

· Establecerse como meta que la República Dominicana sea la primera potencia económica y comercial del Caribe y la aplicación del la estrategia END.

· Establecer las metas del crecimiento del producto interno bruto por año, con planes objetivos específicos para llevarlo de 50,000 dólares a por lo menos 150,000 dólares en cuatro años.

· Fortalecer su equipo de comunicación, propaganda y prensa para dar a conocer las obras del PLD del 1996 al presente.

Compañero Presidente, las oportunidades son calvas y tenemos que sujetarnos por los moños “ahora es….” Por que es pa’ lante que seguiremos.”

*Emiliano Pérez Espinosa es miembro del CC del PLD por NY