El país, pero ante todo la mujer dominicana, rechaza infamias contra Margarita

Por Carlos Luis Baron jueves 23 de febrero, 2012

Todo el país decente, todo el país humilde, todo el país trabajador, todos los estudiantes, todos los agricultores, todos los profesionales progresistas, pero ante todo, TODAS LAS MUJERES DOMINICANAS, le darán una respuesta contundente y aleccionadora al grupito difamador representado en el PPH. Todos los votos de la mujer dominicana serán depositados en la candidatura de Danilo Medina, como una forma de desagravio, ante las mentiras, los infundios y la infamia difundidos por el pepehachismo, contra la Primera Dama, contra la esposa del Presidente Leonel Fernández, pero ante todo, CONTRA LA MUJER DOMINICANA.

La mujer dominicana estará vigilante, se levantara temprano como siempre, aunque en esta ocasión, lo hará mas temprano, como una forma de demostrarle a los pepehachistas, que con la dignidad de la mujer dominicana no se juega.

La mujer dominicana le demostrará a los pepehachistas y a su candidato, que no desea las inmoralidades, que rechaza la corrupción, el apadrinamiento del narcotráfico, el desorden y la narco delincuencia de aquellos que, a sabiendas de quienes eran, designaron al principal narcotraficante de entonces como su jege de campaña en la región sur del país.

La mujer dominicana votara por la continuidad del progreso, del desarrollo, por la construcción de mas escuelas, mas extensiones de la UASD, mas centros tecnológicos comunitarios, mas hospitales, mas carreteras, mas puentes, mas elevados y mas líneas del metro, para acabar con el desorden y el abuso de los anarquistas dirigentes choferiles.

La mujer dominicana tiene muy claro sus propósitos, sus objetivos, y ante todo, sabe el camino a seguir por la República Dominicana.

Es por ello, que la mujer dominicana continuara organizándose en Comités de Apoyo a Danilo y Margarita, en barrios, campos, parajes, ciudades, provincia por provincia, región por región, hasta constituirse en una gran muralla donde se estrellaran los representantes del pasado, del atraso, del retroceso institucional, del retroceso moral y del retroceso a todo aquello que significa desarrollo y progreso para los dominicanos.

Ya la mujer dominicana ha sabido poner muy en alto su dignidad, bordando nuestra bandera, guardando municiones en sus habitaciones, ahorrando los pocos recursos que le entregaba su esposo, para poder sacar a los invasores haitianos que durante 22 años mancillaron nuestra nacionalidad.

Ya la mujer dominicana, demostró su amor por la dignidad y la nacionalidad, al acompañar a nuestros patriotas, cuando en 1916 nuestra patria fuera mancillada con las botas extranjeras, esta vez encarnadas por los militares norteamericanos, y volvió a repetir su entrega, en l965, cuando una vez mas, fuimos invadidos por el gran imperio.

Es decir, que la mujer dominicana, en esta ocasión, en que los dominicanos nos jugamos el derecho a continuar en paz, en armonía, con un gobierno decente, que no mantenga el país en el sobresalto, la improvisación, el caos, la quiebra bancaria, y el uso de nuestras instituciones a favor de sus apetencias personales.

La mujer dominicana sabe muy bien lo que tiene que hacer. Votar por Danilo para demostrarles a los pepehachistas que NO PASARAN, QUE AFUERA ESTAN Y AFUERA SE QUEDARAN.