El Papa pide a gobernantes que defiendan a humildes y víctimas

Por miércoles 7 de diciembre, 2005

Ciudad del Vaticano, 7 dic (EFE).- Benedicto XVI instó hoy a los gobernantes a ponerse del lado de los humildes, las víctimas y los más necesitados, al tiempo que animó a los débiles a confiar en Dios para superar las dificultades.

El Pontífice pronunció este mensaje ante unas veinte mil personas congregadas en la Plaza de San Pedro para asistir a la tradicional audiencia general de los miércoles, que hoy estuvo dedicada al Salmo 137, "Rendimiento de gracias".

"Dios hace la elección de ponerse en defensa de los débiles, de las víctimas, de los últimos", dijo el Papa, que hizo un llamamiento "a los gobiernos, pero también a todos nosotros para que cada uno sepa qué elección hacer, es decir, ponerse al lado de los humildes, los pobres, los últimos".

Insistió en que los fieles deben estar seguros de que "por graves y difíciles que sean las pruebas que nos esperan, nunca seremos abandonados".

Al término de la audiencia, Benedicto XVI hizo los tradicionales saludos en distintos idiomas y, en un mensaje dirigido a una delegación de la Asociación Italiana de Arbitros, recordó "el valor del deporte" como vehículo para promover "la cultura del respeto, la lealtad y la serena convivencia".

En español, saludó a los peregrinos de Latinoamérica y España y con particular afecto a los alumnos del Seminario y Colegio diocesano de Getafe. EFE

El objetivo final, apuntó, es lograr la "irreversibilidad" de la revolución.

Tras cerca de años 47 en el poder, el líder cubano se ha volcado en una nueva ofensiva contra la corrupción y los "nuevos ricos", que empezó en las estaciones de servicio y en los agromercados (donde los campesinos venden los productos excedentes tras cumplir sus obligaciones con el Estado) y que puede extenderse a otros importantes sectores del país. EFE