El Partido Revolucionario Dominicano (PRD)

Por Carlos Luis Baron martes 26 de junio, 2012

Esta próximo a cumplirse un aniversario más del arribo a la República Dominicana, de una organización que se ha convertido en un patrimonio histórico de todo el pueblo dominicano, nos referimos al Partido Revolucionario Dominicano, un partido que desde su fundación ha estado involucrado en numerosos acontecimientos históricos, no solo en el territorio Nacional, sino que también ha tomado participación en otras actividades en otras naciones, haciendo honor a su posición política internacionalista y de solidaridad con los pueblos hermanos, que luchaban en ese entonces por su libertad y por su soberanía.

El próximo 5 de Julio de este año 2012, se cumplen, 52 años de la llegada al país de la comisión integrada por: Ángel Miolán; Nicolás Silfas y Ramón Castillo; quienes desafiando los riesgos que conllevaba esta valerosa decisión de organizar en el territorio nacional y ante las narices de la que todavía se mantenía intacta, la poderosa maquinaria terrorista de la Tiranía Trujillista, al Partido Revolucionario Dominicano. Esta comisión fue el detonante para precipitar la participación de las masas populares en la lucha política, ya que fue el P.R.D., la primera organización política, en proclamar de manera legal su condición de opositora al régimen de Trujillo y a las pretensiones de su continuidad por los remanentes que aun quedaban.

Fue el 5 de Julio de 1961 que se produjo el arribo al país del Partido Revolucionario Dominicano y el día 7 de este mismo mes de 1961, se produjo la primera manifestación pública, en medio de la violencia provocada por los grupos paramilitares de la dictadura. Pero desafiando esta situación de represión, el P.R.D., convoca para el 18 de julio, del mismo año, al pueblo dominicano a una segunda manifestación de masas en la plaza, hoy Parque Colon, aquí, el partido blanco define su táctica de lucha contra los remanentes del Trujilato.

En ese esfuerzo democrático y de lucha contra los intentos del continuismo Trujillista, el P.R.D., reafirma su llamado a la “Unidad Opositora”, aunque no se había concertado ningún acuerdo entre las organizaciones y los diferentes grupos anti-trujillistas, el partido blanco, planteo su posición Táctica de la Unidad Combatiente, en acciones de masas que estremecieron las ciudades y los campos de la Republica dominicana, al grito de Libertad con Democracia. La bandera del Anti-trujillismo puro y simple, capitalizo el descontento general de la población contra la tiranía y sus remanentes, al tiempo que como consecuencia de la efervescencia política que existía en el seno del pueblo, el 19 de Noviembre de 1961, se produce la salida estrepitosa del país, de la familia Trujillo, dejando al frente del Estado al presidente Joaquín Balaguer, quien a la hora de la muerte del Dictador, era el presidente títeres del tirano Rafael Trujillo.

Pero habían otros grupos, los grupos representantes de la Oligarquía, estos se habían organizado en la organización de ultraderecha llamada: Unión Cívica Nacional, estos grupos Oligárquicos, planearon la sustitución del presidente Balaguer, por el Consejo de Estado, que era la estructura que representaba los intereses de las clases tradicionalmente establecidas en el país. Para el P.R.D., el Trujillismo era una maldad del Pasado, por lo que se consideraba que la vía para solucionar los problemas del pueblo, mas aun con las condiciones y el ambiente existente de un proceso revolucionario, estaba en la transformación de las estructuras Económicas y Sociales, no en la sustitución de personalidades antitrujillista, los cuales en el fondo no cuestionaron el Sistema, por lo que sus dirigentes no se comprometieron con la gestión cívica de sustituir a Balaguer, cuya caída se produjo en Enero de 1962.

Para esa fecha el P.R.D., había penetrado en lo más recóndito de la República Dominicana, con una organización de un verdadero partido de Militantes Políticos, en ese momento era la fuerza política que daba demostraciones de mayor cohesión y disciplina en el incipiente ensayo de partidismo político, tras el derrocamiento de la tiranía y sus remanentes. Durante esta etapa, el P.R.D., concentro todo su esfuerzo en consolidar la maquinaria para la toma del poder, que decidiría el pueblo en las elecciones generales, devolviendo la constitucionalidad democrática al Estado Dominicano.

Hasta la Victoria Siempre