El pecado de Félix Bautista

Por Carlos Luis Baron martes 4 de diciembre, 2012

Hipólito Mejía, el PPH y sus grupos aliados enquistados en la sociedad civil, tienen una fijación patológica con el influyente senador de San Juan que no les permite dormir tranquilos ni orquestar proyectos políticos de éxito. Este sector del PRD, compuesto por frustrados politicastros pepehachistas, calumniadores profesionales y abanderados de la injuria y la mentira, no le perdonan al destacado dirigente político su gran protagonismo en las victorias electorales peledeístas.

La carrera política del ingeniero Félix Bautista está colmada de éxitos que saltan a la vista. Constituye una proeza venir desde abajo y estudiar venciendo precariedades hasta lograr investirse de varias profesiones; la verdad es, que todos esos logros lo convierten en un ejemplo vivo de superación.

Sus enemigos políticos ya no encuentran qué decir ni qué hacer en su contra. Las mentiras se repiten por doquier y las difamaciones no cesan. Las calumnias abarrotan los medios y los tontos útiles repiten hasta el cansancio las más crueles y falsas vulgaridades.

A Félix Bautista no le perdonan el hecho de ser el gran amarrador político del PLD cuyo desempeño ha sido determinante en las sucesivas derrotas del PRD.

Es cierto que su ascenso político ha sido bajo la sombra y el liderazgo de Leonel, pero en todo su accionar ha demostrado mucha capacidad y gran fidelidad al partido morado.

A Félix le enrostran lo que no pueden enrostrarle a Leonel. Al Secretario de Organización del PLD le dicen lo que no pueden decirle al líder. Al senador sureño le imputan lo que no pueden al ex-presidente Fernández.

Con las falsas acusaciones que estos grupejos pepehachistas le hacen al Ing. Bautista, lo que persiguen es desacreditar y desmeritar a Leonel, porque saben que será candidato y seguro presidente de la Republica Dominicana a partir del año 2016.

No mas calumnias, ni injurias, ni mentiras contra Félix. Él ha explicado muchísimas veces la forma pulcra y transparente con que manejó los recursos del erario puestos en sus manos. Bautista no tiene absolutamente nada que ocultarle al país, así lo ha demostrado y está dispuesto a acudir ante cualquier instancia que le requiera.

El senador de San Juan es un excelente profesional y un político ejemplar. Pero también es un exitoso hombre de negocios y eso duele mucho a sus mediocres y mezquinos adversarios. Ahora bien, el único pecado de Félix Bautista es, que él es la persona de más confianza de Leonel.