El plagio en la era de la Información

Por Carlos Luis Baron martes 14 de febrero, 2012

El problema de hoy en día no es el acceso mas bien es el problema la forma la cual se le esta dando a ese acceso.

Falta de pensamiento critico, análisis y demás.

En la actualidad la en esta Sociedad de la Información y el Conocimiento o como a muchos nos gusta llamar la “Era de la Información”, Internet y sus tantas facilidades, ha modificado la manera en que se accede, consulta y emplea la información en el ámbito académico, empresarial y laborar. Los casi 4.000.000.000 custro mil millones de usuarios que tienen acceso a la Web en el mundo, y cómo esta se ha convertido en una fuente de referencia primordial para la documentación académica por quienes forman parte de cualquier proceso de enseñanza-aprendizaje.

La gran cantidad de recursos, materiales, artículos, multimedia, libros, revistas especializadas, portales temáticos, etc. accesible a través de este medio, la mayoría de los cuales no se pueden consultar desde otro espacio o canal la facilidad y comodidad de acceso a los mismos, y es que la evidencia resulta clara, Internet ha expandido el número de recursos y contenidos a los que se tiene acceso, gratuitamente e instantáneamente; este hecho constituye en sí mismo una revolución sin posibilidad aparente de vuelta atrás y con claras implicaciones en términos del proceso educativo en general. Pero se convierte en una interrogante y es ¿Cuál es el uso que toda la comunidad académica de las diferentes universidades, colegios y escuelas hacen con estas fuentes, recursos y contenidos digitales? Es entonces que entra a este escenario una frase, a la cual se le ha puesto mucha atención en estos últimos días, y es el “plagio académico”.

Este hecho, y demás actividades académicamente deshonestas, parecen haber existido desde siempre. Ahora bien, durante los últimos años, el aumento exponencial de penetración de Internet; la facilidad de acceso, copia y modificación de los contenidos digitales en general y los albergados en la Web en particular, han provocado un auge en las prácticas de plagio entre el alumnado universitario en todos los niveles. Lo que en mayor medida ha cambiado, es, por un lado, la manera cómo se comete el plagio (eminentemente a través de recursos y contenidos de Internet) y, por otro lado, las facilidades a la hora de plagiar. El problema acaso sea el mismo, pero las circunstancias, la prevalencia y sobre todo sus repercusiones y profundidad son nuevas y parecen más peligrosas de lo que fueron en el pasado.

*Sobre el Autor:

Jimmy Rosario Bernard: es Catedrático de la Universidad Autónoma de Santo Domingo UASD, Instituto Tecnológico de Santo Domingo INTEC y la Universidad del Caribe (UNICARIBE). De igual forma es consultor en varias universidades privadas del país y empresas tanto nacionales como extranjeras, con más de una década de experiencia en la planificación e implementación de sistemas académicos y empresariales.