El PLD ante una transición de mando compleja y espinosa

Por Luis Fernández viernes 22 de junio, 2012

Hace un mes que culminó el proceso electoral dominicano, donde resultó victorioso el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), con su coalición de trece partidos aliados, compuesta por: 1) Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), 2) Bloque Institucional Social Demócrata (BIS), 3) Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), 4) Fuerza Nacional Progresista (FNP), 5) Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD), 6) Partido Popular Cristiano (PPC), 7) Partido Demócrata Popular (PDP), 8) Partido Cívico Renovador (PCR), 9) Partido de Unidad Nacional (PUN), 10) Partido Liberal de la República Dominicana (PLRD), 11) Partido Acción Liberal (PAL), 12) Partido Socialista Verde (PASOVE), y 13) Unión Demócrata Cristiana (UDC).

Postulados por dicho partido, resultaron ganadores de la presidencia y la vicepresidencia el Lic. Danilo Medina y la Dra. Margarita Cedeño de Fernandez, respectivamente, con un 51.21% de los votos válidos, correspondientes a 2,323,463 de sufragios, según lo establece el último boletín de la Junta Central Electoral (JCE), al contar el 100% de los colegios y mesas electorales.

El escenario que se ha presentado luego de las elecciones presidenciales ha sido conflictivo para el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que alcanzó la segunda votación más alta, ya que se conoce la pugna que mantienen los grupos de Hipólito Mejía, ex candidato presidencial, y el grupo de Miguel Vargas Maldonado, presidente del PRD.

Sin embargo, para el PLD y los aliados ha sido distinto. El pasado 6 de junio, el presidente de la República Dominicana, Dr. Leonel Fernández, y el presidente electo, Lic. Danilo Medina, conjuntamente con una comisión del PLD, se reunieron con los partidos que integran el Bloque Progresista, para abordar temas relativos al pasado certamen electoral, y a la vez, agradecer el apoyo brindado por esas organizaciones al PLD, lo que le permitió obtener el triunfo electoral. Asimismo, intercambiaron impresiones de cara al futuro del país, según informó una nota de la Secretaría General del PLD.

Es preciso decir que el Presidente Electo se ha mantenido sosteniendo encuentros, tanto personales como por vía telefónica, con dirigentes de su partido, empresarios y líderes de otras naciones, lo cual para muchos es un gesto de humildad de su parte.

Como ya ha sido publicado en distintos medios, el recién electo presidente de Francia, Francois Hollande, le ha solicitado por vía telefónica al presidente electo dominicano, Danilo Medina, que las políticas de reconstrucción que llevan a cabo ambos países a favor de Haití, continúen.

También el periódico Diario Libre, en su emisión digital del pasado 18 del mes en curso, publicó una nota donde establece que lacanciller de Alemania, Ángela Merkel, expresó a Medina su interés de ampliar la cooperación bilateral, al tiempo que le deseó éxito en su futuro gobierno.

Se debe destacar que el Gobierno de Brasil ayudará en temas de política social al dominicano, ya que el presidente electo, desde que era candidato, buscó el acercamiento y el conocimiento de la experiencia de Brasil.

Recibe apoyo de FMI, BID, BM y PMA

En cuanto al Fondo Monetario Internacional (FMI), el pasado 14 de junio, el director ejecutivo, Nogueira Batista, le expresó su apoyo a Medina, tanto del equipo gerencial como del técnico.

Por su parte, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reconocieron los programas y políticas que fueron planteadas por el equipo del presidente electo, que replicó: “Esto constituye un estímulo para continuar creando redes a fin de gobernar, junto a la ciudadanía, y desarrollar entre todos el proyecto de nación que hemos concebido”.

También, en visita realizada a la oficina política de Medina porErtharin Cousin, directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentación (PMA), el 11 de junio, el Presidente Electo y la Funcionaria se comprometieron a diseñar un convenio entre el organismo internacional y los ministerios de Educación y Salud Pública, que permita superar las dificultades nutricionales que afectan a la población escolar y a un alto porcentaje de los dominicanos que residen en los campos del país.

Compromiso con los aliados

Según el último boletín de la JCE, el PLD obtuvo, sin el apoyo de los aliados, la cantidad de 1,711,972 votos, lo cual representa el 37.73% de los sufragios en el pasado certamen, lo cual conlleva a que se quede con la casilla #2 para las próximas elecciones de 2016.

En el caso de los aliados, el que más votos obtuvo fue el PRSC, con 266,487, representando el 5.87%, lo cual lo convierte de manera automática en merecedor de la tercera casilla, reflejando un importante crecimiento, aunque si se suman los porcentajes del PLD y el PRSC (37.73+5.87), se obtiene un resultado de 43.6%, lo que revela que de no haber contado con los otros partidos aliados, dicho resultado no hubiera sido suficiente para alcanzar la presidencia en primera vuelta.

Es por ello destacable el papel que han desempeñado el Bloque Progresista a favor del PLD pues, como se ha dicho, la misma ha sido de vital importancia para que este partido retenga el poder. Si al 51.21% alcanzado por el Bloque se restan los votos obtenidos por el PLD y el PRSC, quedan 7.61 puntos porcentuales que representan los votos aportados por los doce partidos aliados restantes, demostrando la importancia de los denominados “partidos minoritarios”, cuya suma de votos, en este caso, asciende a 345,004 votos válidos.

Con lo anterior se pretende mostrar los compromisos que deberá asumir el presidente electo, pues cada partido aliado se siente importante, ya que, como bien sostienen los politólogos y conocedores del tema, es en las elecciones donde se puede observar la importancia de dichas organizaciones, ya que hacen la diferencia en cuanto al margen de votos para que determinado partido pueda ganar en la primera vuelta. Sin embargo, no todo luce auspicioso en esta situación, cuando se hacen las preguntas siguientes: Tener tantos y tan variados aliados en una coalición electoral ganadora, ¿no compromete el nivel de efectividad y buena gobernanza por parte del partido gobernante? ¿No obstaculizarían esos compromisos la integralidad de las políticas públicas propuestas en el programa del partido? ¿No debería preocupar a la cúpula dirigente del PLD el volver a quedar segundo en los votos como partido, tras el PRD, no mostrando por tanto un crecimiento porcentual en términos de votos propios con respecto a las anteriores elecciones presidenciales?

Dichas preguntas debieran formularse en el seno de ese partido, pues se evidencia el problema de que si el PLD sigue dependiendo de una coalición tan amplia y diversa –en ella se encuentran partidos de tradición izquierdista, de centro y derecha, que representan diferentes visiones con respecto a las políticas públicas- y no puede crecer por sí mismo, su capacidad de retener o volver al poder en un futuro puede exponerse a serios riesgos.

Mientras tanto, lo que se espera en lo inmediato es que muchos de esos partidos aliados obtengan cargos en el gobierno central.

Compromiso a lo interno del PLD

En el caso interno, lo que se espera es que muchos de los seguidores de Medina, que no han tenido la oportunidad de ocupar posiciones en los mandatos del Dr. Fernández, puedan hacerlo a partir del 16 de agosto de 2012.

Lo anteriormente dicho refleja el gran compromiso que el Presidente Electo tiene con los miembros de su partido, pertenecientes a su grupo inmediato, además de con los miembros de los partidos aliados que hicieron posible su victoria.

Voces de la prensa local han venido planteando que los funcionarios que han ocupado cargos durante los dos períodos del presidente Fernández (2004-2012) debieran presentar su renuncia, como lo hizo uno de los más cercanos colaboradores del actual mandatario, Radhamés Jiménez, procurador general de la República Dominicana y destacado dirigente del PLD, quien ha sido el único en comportarse en tales términos.

Comisión de transición

El pasado 30 de mayo, el Poder Ejecutivo creó, mediante decreto 273-12, la comisión encargada de la transición del gobierno actual con el nuevo gobierno que asumirá a partir del 16 de agosto de 2012, la cual está integrada por los ministros de la Presidencia, César Pina Toribio, quien la preside; de Hacienda, Daniel Toribio; Administrativo, Luis Manuel Bonetti; Economía Planificación y Desarrollo, Temístocles Montás, y el contralor general de la República, Simón Lizardo Mézquita.

En ese mismo orden, el presidente electo, Lic. Danilo Medina, designó el 31 del pasado mes, la comisión que lo representará en la transición de gobierno, la cual está compuesta por Gustavo Montalvo, e integrada, además, por Rubén Bichara, Carlos Amarante Baret, César Prieto y el senador de San Cristóbal, Tommy Galán, siendo agregadas recientemente, la vicepresidenta del Senado, Lic. Cristina Lizardo y la diputada Lucía Medina, hermana del electo presidente.

La función de dichas comisiones es rendir un informe al nuevo mandatario de las distintas instituciones del Estado, la situación en materia económica, proyectos y/o planes por concluir, así como todo lo relativo a la ceremonia de transmisión de mando del 16 de agosto próximo. En este caso particular, será la primera vez que dicha transmisión se haga de un presidente saliente a un entrante del PLD, ya que en el caso del PRD sucedió en 1982, cuando Salvador Jorge Blanco sucedió a Jacobo Majluta, presidente en funciones, dado que Antonio Guzmán se había suicidado 45 días antes.

Primera reunión después de las elecciones

El lunes 18 de junio, el Comité Político (CP) del PLD se reunió por primera vez, con la presencia de 23 de los 26 miembros de dicho organismo desde que se efectuaron las elecciones el pasado 20 de mayo. En dicha reunión se abordaron los siguientes temas:

Se aprobó retomar las discusiones respecto al proyecto de Ley de Partidos Políticos y la Reforma Electoral.

Se escogió una comisión para celebrar con diversas actividades la fecha del natalicio del profesor Juan Bosch, la cual, encabezada por la senadora Cristina Lizardo.

Se pospuso para el 21 de julio la evaluación del desempeño electoral que tuvo la organización en las pasadas elecciones presidenciales, la cual estará a cargo de Juan Temístocles Montás.

Se pospuso –sin fecha-, la elección de los bufetes directivos del Senado y de la Cámara de Diputados.

Conclusión

Hasta el momento, el entorno del presidente electo ha sido de calma y prudencia, continuando con su agenda de visitas, agradecimientos y seleccionados encuentros.

Una de las estrategias de campaña del Lic. Medina fue la movilización del sector externo, conformado por cientos de movimientos de apoyo, que a su entender, dinamizaron su campaña. Muchos de ellos esperan ser tomados en cuenta por el nuevo gobierno, ya que según se entiende, estos movimientos fueron también vitales para obtener la victoria en el pasado certamen.

Desde dentro, la población dominicana ha observado (lo cual ha sido destacado por los medios), cómo se percibe un PLD unido y fortalecido, la aparente satisfacción de los partidos aliados y un trabajo institucional como el que realizan las comisiones de transición.

Ahora bien, la pasividad del PLD puede variar en los próximos días, puesto que a medida que avanza el tiempo y se acerca el día de la toma de posesión, empiezan algunos miembros de dicho partido a plantear sus aspiraciones, lo que, en caso de no ser consensuado y previamente expuesto, podría generar inconformidades tanto a lo interno como a lo externo y en los partidos aliados.

Finalmente, de lograrse la cohesión a lo interno y externo del partido en cuestión, se podría visualizar que, a pesar de los conflictos internos del adversario principal (PRD), el gobierno que iniciará el próximo 16 de agosto podrá enfrentar los temas de la agenda nacional, principalmente el económico, ya que según algunos economistas, 2013 será un año difícil para el mundo en materia económica.

El autor es : Abogado y catedratico de la PUCAMAIMA Y APEC