El PLD se acuerda de la población sólo para votar

Por Carlos Luis Baron domingo 6 de mayo, 2012

Los hechos se han encargado de demostrar que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) sólo se acuerda de la población y sus problemas en tiempo de campaña.

Como yo, son muchos los que creemos que con esta crisis y todas estas dificultades por las que atravesamos los dominicanos, es muy difícil que la población vote de nuevo por el actual partido en el poder, aunque usen los recursos del Estado para repartir comida y dinero en estos pocos días que faltan para el 20 de mayo, ya que difícilmente la población se olvide de toda el hambre, de todos los problemas y de todas las dificultades que ha pasado durante esto ocho años.

El acordarse de la población sólo para votar ha sido una práctica muy usada en nuestro medio, como la ha sido el tratar de convencer a la población apelando a la demagogia, donde las falsas promesas y sueños han estado a la orden del día.

Cuando una organización en el poder realiza una gestión que no haya encarado y resuelto con éxito los principales problemas de la población, sobre todo, de los más necesitados y más empobrecidos, entonces no tiene que hacer campaña proselitista.

Nunca he estado de acuerdo que se apoye a una organización política que desde el poder no haya asumido su rol y sus responsabilidades, que no haya realizado la labor que ciertamente quería y necesitaba la sociedad.

No es justo que el PLD nos venga ahora con una campaña donde el uso de los recursos del Estado ha estado a la orden del día, donde la campaña sucia contra sus opositores ha estado presente en todos los medios de comunicación.

El que la población votante premie o castigue al partido en el poder, es un asunto que debe estar determinado por los resultados de de la presente gestión, de si fue buena o mala para la población.

Pero cuando un partido gobernante propicia la repartición de los recursos estatales (recursos que no son de nadie en particular) los días próximos a los votos, estamos delante de una sínica manipulación deliberada para ganarse el favor de los votantes.

Hemos sido reiterativos en señalar que nuestros males y dificultades no han sido creada durante la presente gestión gubernamental, vienen de muy lejos, pero lo que sí podemos criticar es que el narcotráfico, los apagones, la corrupción, el alto costo de la vida, el desempleo, la falta de circulante, la violencia, la delincuencia, la criminalidad, la inseguridad, la desintegración familiar, etc, hayan crecido vertiginosamente en la presente gestión del doctor Leonel Fernández, bajo la mirada complaciente de él y sus funcionarios.

Hemos dicho que la población votó por el PLD en el 2004 y el 2008 con la esperanza de que nuestros problemas prioritarios fueran encarados con voluntad, pero la historia ha sido otra, porque hoy esa misma población se siente severamente castigada y frustrada ante la mirada indiferente de un partido gobernante que sólo aspira aquedarte en poder sin importarle el látigo de la presente crisis.