El PRD está creando las condiciones subjetivas del pataleo de su derrota

Por Carlos Luis Baron sábado 28 de enero, 2012

El que va a un enfrentamiento, un debate o a un Juicio, tiene que ir preparado, armarse de los instrumentos óptimos para ganar y también para convencer de ser el portador de la verdad y la razón.

En el escenario político dominicano estamos frente a un espectáculo interesante, pues podemos estar en estos momentos en un punto político para definir la supremacía de la popularidad de los dos (2) partidos fundado por el Profesor Juan Bosch.

El PRD siempre exhibía el estandarte de ser la fuerza política dominicana representante de la mayoría de los Sectores populares del País, es más, su militancia se desarrolló sobre la prédica de ser el Partido de la esperanza Nacional.

Por otra parte, el PLD es fundado sobre el concepto de ser la negación del PRD, estar constituido sobre criterios metodológicos y una formación educativa que en el accionar tienen el principio de la unificación de criterios para sus actos prácticos y funcionales.

Ahora en estas elecciones presidenciales del 20 de mayo del presente año, vamos a un combate en igualdad de condiciones, un enfrentamiento electoral en el cual se decidirá quién es el verdadero partido mayoritario y cuál de los dos partidos fundado por Bosch, es el que tiene el apoyo popular y es el que goza de la simpatía del Pueblo dominicano.

En un momento en que muchos valores éticos y morales han desaparecidos de la vida cotidiana, no solo de los políticos sino en toda la Sociedad, este debate electoral nos permitirá actuar y presenciar una lucha por el Poder, pero al mismo tiempo por la preservación de esos principios, que servirá para una definición política Nacional.

Las direcciones políticas de estos dos colosos partidos, tienen que estar conscientes que es un momento en el que la improvisación no puede ser parte del accionar, que deben de hacer uso de los mejores cuadros políticos y de métodos capaces de una aplicación correcta para vencer, porque en el proceso electoral del 20 de mayo está en juego el liderazgo Partidario y en consecuencia el derecho a dirigir el País desde el control del Estado.

El equipo de campaña del PRD no puede continuar por el camino de la improvisaciones, pues la política es una Ciencia y como tal debe ser aplicada con métodos científicos y correctos, eso de estar acusando y denunciando ha sido el talón de Aquiles del equipo de Campaña del PRD y se confundieron entres el triunfalismo y la realidad, ahora pretenden redefinir una táctica en base a producir una sensación de fraude en el presente certamen electoral.

El PLD por su parte, es el poseedor de un equipo de Campaña triunfador y dirigido por un político audaz y con una capacidad e inteligencia probada, que ha estado aplicando una táctica correcta en todo el proceso y eso ha colocado al PRD en la defensiva y con la impresión de derrota.

En política nunca subestime al adversario, por débil que considere a su oponente siempre prepárese para derrotarlo como un poderoso, al final la victoria será más elegante y creíble, es por lo que el accionar de hacer denuncias y ataques de tipos personales, reflejan una política sin fundamentos correctas en su aplicación.

Con todo el respeto que me puedan merecer, tengo la impresión que la dirección de campaña del Partido Revoluciario Dominicano ha caído en una deserción de percepción y consideran, que lo adecuado es crear una condiciones de pérdida de credibilidad en el proceso y desacreditar el mecanismo electoral, para tratar de conseguir logra adeptos al momento de acusar de fraude y de producir un pataleo internacional.

Al proceso se va a ganar o a perder, ganar debe ser el objetivo principal, parece que los métodos y conocimientos adquiridos les han permitidos al PLD trabajar con mente triunfadora, están desarrollando una campaña dinámica y con implementaciones innovadoras del concepto de la publicidad política electoral moderna, que le ha permitido avanzar en todo el territorio Nacional y conquistar nuevos votantes, que al final serán los decisivos para ganar las elecciones y convertir al Lic. Danilo Medina Sánchez en el Presidente de la República.