El presidente palestino invita al Papa a visitar Jerusalén

Por sábado 3 de diciembre, 2005

Roma, 3 dic (EFE).- El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, fue recibido hoy en audiencia por el papa Benedicto XVI a quien invitó a visitar Jerusalén y otros lugares de Tierra Santa. Abás, que concluye hoy una visita oficial a Roma, dijo al Obispo de Roma durante la audiencia que "será bienvenido en Jerusalén y otros santos lugares".

Uno de los componentes de la delegación Abás entregó a Joseph Ratzinger un pasaporte emitido por la ANP al nombre genérico de Estado Ciudad del Vaticano.

El portavoz Vaticano, Joaquín Navarro Valls, dijo que en el transcurso de un "cordial coloquio se pasó revista a la situación en Oriente Medio. En particular se ha subrayado la exigencia de integrar en el proceso de paz a todos los componentes del pueblo palestino".

Navarro Valls precisó que se "ha hablado también de la dificultad de los católicos en Palestina y de su contribución a la sociedad palestina".

Abás conversó durante algo más de 20 minutos en privado con el Papa y luego toda la delegación fue recibida por el secretario de Estado, cardenal Angelo Sodano.

El líder palestino estuvo acompañado, entre otros, por el viceprimer ministro palestino, Nabil Shaat, y el embajador de la ANP en Italia, Nemer Hammad.

La visita de Mazen al Vaticano supuso la adopción de fuertes medidas de seguridad, con las calles adyacentes cortadas al tráfico, la presencia de numerosos agentes de Policía y el sellado de todas las papeleras.

Benedicto XVI fue invitado por del presidente de Israel, Moshe Katsav, a visitar el país, cuando el pasado mes le recibió en audiencia privada y dijo que el Papa había acogido "positivamente la invitación".

El presidente de la ANP cierra hoy una visita oficial a Roma, durante la que ayer se entrevistó con el presidente italiano Carlo Azeglio Ciampi, que mostró su apoyo a Abás y consideró que la paz en Oriente Medio parece ahora más cercana.

Tras aquella entrevista, Abás lanzó un llamamiento a la comunidad internacional, en primer lugar la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, para que demuestren "un mayor compromiso" en hacer avanzar el proceso de paz de Oriente Medio, según lo establecido en "la Hoja de Ruta".

Además, reiteró su compromiso con la vía política y de negociación para lograr una salida al conflicto y destacó que hay resolver cuestiones fundamentales como el estatus de Jerusalén y los asentamientos judíos.

La ANP está determinada, según su líder, a garantizar siempre la seguridad en los territorios palestinos y, al mismo tiempo, a continuar el camino de las reformas democráticas, sin que haya posibilidad de una vuelta atrás.

El presidente de la ANP también mantuvo una reunión con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, durante la que Abás afirmó que colaborará plenamente con quien gane las próximas elecciones en Israel, porque representará la decisión del pueblo israelí.

"Creo que el pueblo israelí puede optar por la elección de la paz. Y cuando la voluntad popular se encuentra con la voluntad del líder se puede hacer mucho", explicó Abás.

Además, consideró que "la reconstrucción de la confianza es la clave para la paz en Oriente Medio", por lo que se mostró favorable a realizar una nueva conferencia, que podría celebrarse, en Italia.

Berlusconi renovó la invitación para que esa conferencia de paz se celebrase en la ciudad italiana de Erice, en la isla de Sicilia, dentro de su disposición a todo aquello que pueda ser necesario y útil para que el proceso de paz continúe y tenga éxito.

Durante su estancia en Roma, Abás también se reunió con un grupo de empresarios italianos, a los que dijo que la paz y el desarrollo son los objetivos fundamentales para los palestinos y para todo Oriente Medio.