El primer desafío de los diputados del exterior

Por Carlos Luis Baron martes 24 de julio, 2012

“Son dos realidades, dos reclamos surgidos en dos visiones totalmente diferentes: Transmigrantes (transnacionales) vs. Diásporas (sociedad ficticia). Quienes somos en el exterior?”

El saber quienes son y que buscan las mayorías y minorías de dominicanos que residen en el exterior es la primera tarea de los diputados recién electos antes de elaborar sus agendas definitivas, lo cual van a requerir de mucha ayuda profesional acompañada de una gran motivación y responsabilidad política.

La semana pasada un diputado nuestro de la circunscripción no. 3, del exterior (Europa) se demarco por el trabajo focalizado en que se preparen las condiciones, el estado dominicano, para el retorno sanos y salvos de los dominicanos residente en esos países, olvidándose de las remesas que son proporcionales a sus permanencias en el exterior; pero por el otro lado, el presidente del CODEX, Máximo Padilla, sugiere al presidente electo Danilo Medina Sánchez, intervenir para que se protejan y respeten los bienes de hijos de la patria que han emigrado: “dominicanos residentes en el exterior que son víctimas de estafas bancarias y despojados de viviendas que han adquirido y construido con sacrificio, terrenos que han sido invadidos por turbas en ciudades y zonas rurales del país mediante acciones delictivas que han estado respaldadas por la impunidad del delito.

Son dos realidades, dos reclamos surgidas en dos visiones totalmente diferentes: Transmigrantes (transnacionales) vs. Diásporas (sociedad ficticia). Quienes somos en el exterior?

Ahora agregamos para el debate de este tema la denuncia hecha en el día de ayer – la mayoría de diputados del exterior desconocen ese tema – por dos colegas nuestro radicado en Boston: “ Un llamado urgente a los recientes diputados electos de ultramar a revisar con detenimiento el proyecto que actualmente esta cursando en el Senado de la República y que ya fue aprobado en la Cámara de Diputados en segunda lectura, en virtud de que si finalmente es aprobado como fue concebido eliminará la posibilidad de que un miembro de la comunidad dominicana en el exterior pueda ejerce funciones en una misión consular dominicana en el exterior. Destacan que el articulo 58 del referido proyecto establece con claridad que: "Los candidatos admitidos en la Carrera Diplomática y Consular con el rango de Tercer Secretario, a partir de la presente Ley, deberán prestar servicios en las distintas dependencias de la Cancillería por lo menos durante dos años, antes de ocupar un cargo en el exterior, de conformidad con lo que establece el Reglamento de la Carrera Diplomática y Consular".

Nuestros diputados debería tomar este desafío en serio e impedir se legisle de manera precipitada un tema tan delicado como este, sin que nuestras comunidades estén al tanto y de acuerdo con el mismo.

Ahora la bola salió de su cancha. Que van hacer?