El tatuaje ayudó a identificar un cadáver de joven de Long Island

Por miércoles 19 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ El tatuaje, una margarita de colores morada y blanco que tenía una carita dentro en amarillo, fue lo que ayudó a la policía de Long Island a identificar el cadáver de una joven cuyo cuerpo semi destrozado a golpes, fue encontrado por un conductor privado en una carretera de Sands Point (Punto de Arena) en la playera zona neoyorquina.

La víctima era Elizabeth Parisi (Lisa) de 24 años de edad y había sido arrestada en el mes de julio por haber apuñalado varias veces a su novio, siendo acusada de un cargo por agresión.

Se ignora, de acuerdo a voceros policiales, si su muerte tiene conexión con alguna venganza relacionada a su ataque contra el hombre.

Lisa era madre de dos niños y residía en el sector de Matich Beach. La uniformada pudo descifrar el “rompe cabezas” después de recibir una avalancha de llamadas a la oficina de homicidios del cuarte en el condado Nassau, informó el detective Dennos Farell, quien tuvo a cargo el caso.

Los oficiales habían convocado a los medios a través de los cuales se publicó durante dos días un boceto con el rostro de la muerta y fotografías del tatuaje y la blusa ensangrentada que llevaba puesta en el momento de ser asesinada.

Los niños de Parisi tienen 4 años y 4 meses de edad. Ningún sospechoso ha sido arrestado hasta el momento por la muerte de la mujer. Farrell indicó que la víctima fue golpeada en el lado izquierdo de la cabeza con un objeto contundente que podría ser un bate de béisbol.

El asesinato, que sigue en el misterio, ha creado preocupación en el tranquilo vecindario, debido a que la mayoría de los residentes del área están acostumbrados a ver la policía trabajando en multas de tránsito y no en raros homicidios.

“Todos los que vivimos por aquí dejamos nuestras puertas abiertas durante el día”, sostuvo una residente del área que rehusó identificarse. La vecina hizo la declaración después de haber dejado flores y velas encendidas en el espacio donde encontrado el cadáver de Lisa.

Sands Point es una villa poblada por 2,800 habitantes que incluyen a reconocidas y prestantes familias. El periódico New York Newsday publicó en su edición de hoy que la identificación del cadáver de la joven la hizo oficialmente Thomas Parisi, un hermano suyo que reconoció el tatuaje, el que la occisa se había dejado pintar en la casa de unos amigos, cuando tenía 16 años de edad.

Allegados a Liosa la describieron como una mujer inteligente e inquieta que alcanzó brillantes calificaciones en la escuela secundaria William Floyd y residía en el área desde muy pequeña.

Los familiares de la víctima dijeron que el dibujo hecho por técnicos de la policía, no les llamó la atención, porque no se parecía mucho a la muerta, pero que cuando vieron la foto del tatuaje en periódicos y televisión, entonces la madre de ésta, se dio cuenta que se trataba de su hija.

“Esto prueba lo cruel que puede ser el mundo”, dijo la madre de Lisa, mientras al frente de la casa, varios vecinos se arremolinaban para ofrecer sus pésames y respetos a la familia.