Elecciones y democracia

Por Carlos Luis Baron domingo 12 de febrero, 2012

Los seres humanos somos animales políticos, decían los griegos paraquienes la sociedad es al hombre lo que el agua le es al pez. Se partedel supuesto que el hombre y la mujer para desarrollarse plenamente requierende la comunidad política y de su participación en ella.

Los dominicanos somos particularmente una nación altamente politizada, perocon varios agravantes: un bajo nivel de formación cívica y un desconocimientodramático de nuestra propia historia, de sus luces y de sus sombras. A la vezpocos conocen la Constitución Política y las principales leyes quenos rigen, lo que permite una manipulación e instrumentalización del pueblo en beneficio de caudillos que le han provocado un enorme daño a laPatria.

En República Dominicana todos hablamos, pero pocos escuchamos. Exteriorizarnuestros puntos de vista es la tarea más importante en cualquier conversación yaún más si es en una discusión política. Nos es difícil tolerar con paciencia yrespeto al otro, mucho menos si es un adversario político. Nuestras debilidadeshumanas son reconocidas por quienes detentan el poder y manipuladas hábilmenteen su beneficio propio. Los gobiernos tocan muy bien las cuerdasmás íntimas de nuestra psique colectiva, alimentando no lo más excelso sinonuestras miserias humanas. Según Sigmund Freud la masa admira a aquel líder quehace lo que a ella le está prohibido hacer…en todo sentido.

¿Vamos los dominicanos adaptándonos al molde del tirano? Parece que sí.

Díatras día nos imponen nuevas modalidades que transgreden los cánones máselementales del “respeto al derecho, a la moral, a las buenas costumbres” dandopaso al abuso de poder, a la corrupción como norma de comportamiento cotidiano.¿Y el pueblo? Aplaudiendo o Neutralizado cada vez más, viendoimpasible la destrucción de su democracia y del estado de derecho.Acostumbrándose a que la arbitrariedad del poder constituido haga lo que quierahacer.

Unode los últimos malos ejemplos es la conformación y concentración del poder enun solo partido y la creación de los famosos tribunales superiores mal llamadosaltas cortes, para que con ese nombre el ciudadano diga y crea queya somos modernos y por consiguiente desarrollados; cuántas sombras en un mudode luces.

Portanto ¿De qué sirve hacer elecciones bajo estas condiciones?, pero ¡Nuestrarespuesta debe ser participar no absteniéndonos, votar con laconciencia y conocimiento de causa

Esuna exigencia y un deber político y moral de todo dominicano conscienteenfrentar y derrotar por medios cívicos a todo aquello que nos hagaretroceder al poder absoluto de una dictadura. Para evitar que sean las armas las que vengan a fortalecer a una poblaciónya desvalida, que ha entregado una cuota muy alta de sangrepor una Patria Libre para vivir en ella, no para morir.

Lapalabra confianza, tan manipulada en los momentos actuales deberecordarnos que la confianza es la esencia misma de una políticademocrática, la ausencia de ella resiente hasta los cimientos del edificioinstitucional que construyen los detentadores de la soberanía popularmediante la delegación del poder a sus representados. El supremo rito delsufragio es uno de los más sublimes actos de confianza que los ciudadanospuedan llevar a cabo. ¿Se le puede pedir confianza a un pueblo cuando lainstitución que está destinada a darles esa confianza, es la primera que imponepor todos los medios fácticos una persona en su centro de cómputos? Merecuerda la canción ¿cuál es el melao que tiene Mireya…….que todos los hombresanda detrás de ella? ¿Será estolo que viviremos el 20 de Mayo de este año? De nosotros depende.

Autora: Dra. Dalin olivo

La doctora Olivo es médico Cirujano General,ayudante del Departamento de Cirugía General del Hospital Taiwán, de Azua, RepúblicaDominicana; Licda. en Derecho de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), magister en Derecho y Relaciones Internacionales,de la misma universidad, diplomado en Derecho Internacional Humanitario, DerechoNotarial, Derecho Procesal Penal, diversos estudios en el ámbito internacionalsobre la paz y manejo de conflictos. Coordinadora del bloque de organizacionescomunitarias del sector de Herrera, municipio Santo Domingo Oeste. Actualmenteforma parte de las ternas para escoger el Suplente a Defensor del Pueblo.