Embajada de EEUU en el país se encuentra acéfala tras juramentación de Donald Trump

Por Abraham Montero domingo 29 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Tras la juramentación de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos el pasado viernes 20 del corriente mes, la legación diplomática de la nación norteamericana en el país se encuentra acéfala.

Luego de la renuncia del embajador James W. Brewster, quien dimitió inmediatamente Trump asumió la presidencia de EEUU, la legación diplomática del imperio quedó a cargo del encargado de negocios en el país Patrick Dunn, hasta tanto sea designado un nuevo representante.

Aunque en un principio Brewster había anunciado que tenia las intenciones por “motu propio” de renunciar como representante diplomático de la legación estadounidense en el país desde que Trump asumiera el poder, un cable internacional de la agencia de prensa Efe da cuenta que el magnate de los negocios emitió una orden el pasado 6 de enero donde llamaba a todos los embajadores "políticos" designados por el entonces presidente Barack Obama, a abandonar sus puestos antes del 20 enero.

Al menos el 30% de los representantes diplomáticos estadounidenses son denominados embajadores “políticos”, personas que han contribuido a la campaña o son amigos del mandatario de turno, el restante 70% son funcionarios de carrera.

Tal es el caso del renunciante embajador Brewster, un activista gay, de quien se dice recaudó importantes sumas en la contienda que Obama fue electo presidente de los EEUU.

Brewster, cuyo nombramiento como embajador causó gran revuelo en el país, por su condición de mostrar preferencias sexuales consideradas por una parte de la población como diferentes, ser un aguerrido activista y defensor de la comunidad LGBT y sobretodo llevar a cabo la atípica acción de acudir públicamente a diversas actividades con su esposo Bob Satawake.

En sus más de tres años al frente de la diplomacia dominicana, el polémico embajador chocó hasta con el presidente de la República Danilo Medina.

Brewster llegó a manifestar públicamente que la corrupción existente en el país alejaría las inversiones instaladas y otras que estarían en proceso de llegar, lo que provocó la reacción del mandatario el cual exigió al diplomático que demuestre con casos concretos los actos de dolo ocurridos en su gobierno.

Las polémicas llegaron a su clímax cuando en pleno proceso electoral la embajada de los EEUU canceló la visa al presidente de la Junta Central Electoral Roberto Rosario Márquez.

Como a todos los embajadores estadounidenses que lo antecedieron Brewster fue acusado en reiteradas ocasiones de extralimitarse en sus funciones.

Hasta el momento no se ha anunciado de manera oficial a quien designará Trump como embajador en el país.

Como serán las relaciones RD-EEUU en la era Trump

Aunque el presidente Medina ha sido cauteloso al emitir pronunciamientos en torno a las relaciones de la República Dominicana y Estados Unidos.

En el marco de su discurso al inaugurar la V Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el mandatario alertó a los presidentes de las naciones participantes en el conclave sobre las consecuencias de la propuesta de revisión de tratados de comercios internacionales por parte de la administración republicana de Estados Unidos la cual encabeza Trump.

Más radical ha sido la vicepresidenta Margarita Cedeño la cual ha reiterado en diversas ocasiones que el triunfo del Donald Trump representa una amenaza para los intereses del pueblo dominicano.

Mientras que el ministro de Industria y Comercio Temístocles Montás ha expresado públicamente el temor de que el triunfo de Trump pueda marcar el comienzo del fin de la globalización económica, la libertad de los flujos migratorios y de capitales, el fortalecimiento del proteccionismo y por ende la agudización de las desigualdades sociales.

De su lado el exconsultor Jurídico del Poder Ejecutivo, en el gobierno de Hipólito Mejía, Guido Gómez Mazara, indica que Trump no augura un panorama halagüeño para el país.

El dirigente del Partido Revolucionario Dominicano, manifiesta que dados los fundamentos de campaña presentados por Trump de convertirse en política de su gobierno afectarán la economía dominicana, que depende en buen grado del comercio con los EEUU.

Señala que el país basa la fortaleza de su economía en los sectores servicios, zona franca, remesas y turismo, como industrias sustitutivas del modelo productivo implementado en los años sesenta, setenta y ochenta.

Lo cierto es, que el recién juramentado mandatario norteamericano ha manifestado en diversas ocasiones que encaminará todas las acciones que haya que llevar a cabo para sacar a flote la económica de su nación aunque para ello tenga que perjudicar a cualquier otro país.

POR RAMÓM RAPOSO