Embajador en Chile: Fujimori es peruano para efectos extradición

Por jueves 10 de noviembre, 2005

Santiago de Chile, 10 nov (EFE).- El embajador peruano en Chile, Jose Antonio Meier, afirmó hoy que el ex presidente Alberto Fujimori no podrá eludir el pedido de extradición que formalizara el Gobierno de Lima, porque para efectos judiciales él es peruano.

"El prófugo Alberto Fujimori es peruano para los efectos judiciales del proceso de extradición solicitado por el Perú en el marco del tratado bilateral de 1932", señaló Meir, que leyó un comunicado oficial.

En tal sentido, Meir dijo que el Gobierno de Japón carece de competencia para formar parte de este proceso, ya que el ex mandatario ha ingresado a Chile como ciudadano peruano.

Fujimori se encuentra detenido en la Escuela de Gendarmería (servicio de prisiones) desde el lunes pasado y afronta 22 procesos penales en Perú, al parecer el mismo número de solicitudes que la justicia de Lima se dispone a presentar a Chile para extraditar al ex presidente (1990-2000).

"En consecuencia el Gobierno del Perú señala enfáticamente que las únicas partes en este proceso son: el Estado peruano, la justicia chilena y el detenido para fines de extradición (Fujimori)", señala el comunicado oficial.

Asimismo, Meir informó que el ex gobernante se negó a recibir el pasado martes a un representante del Consulado peruano en Chile.

El Gobierno japonés pidió a Chile que Fujimori "sea tratado de manera justa y sin discriminación" y que, como ciudadano nipón, "sea juzgado de manera correcta".

Hoy también alrededor de una treintena de familiares de víctimas de violaciones a los derechos humanos en Perú y Chile protestaron contra Fujimori frente al lugar donde está detenido.

En la oportunidad, la vocera de la Coordinadora de Derechos Humanos de Perú, Gisela Ortiz, reiteró el derecho soberano de su país de enjuiciar al ex mandatario.

"Creemos que este mismo derecho nos asiste como peruanos y estamos por eso exigiendo que el pedido de extradición sea resuelto a favor de los peruanos", afirmó Ortiz, hermana de uno de los ejecutados en la Universidad La Cantuta, en 1992.

"Ningún país puede robar el derecho que tenemos a la justicia", recalcó. EFE