Emiten por primera vez órdenes de captura a jefes FARC por drogas

Por martes 23 de agosto, 2005

Bogotá, 23 ago (EFE).- La Fiscalía General de Colombia emitió por primera vez 46 órdenes de captura contra guerrilleros de las FARC, entre ellos los jefes, por narcotráfico y delitos conexos, informó hoy el organismo.

Las medidas de arresto fueron dictadas por fiscales de la Unidad Nacional Antinarcóticos y de Interdicción Marítima (UNAIM) e incluyen a Pedro Antonio Marín, alias "Manuel Marulanda Vélez" o "Tirofijo", fundador y jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Aunque en los últimos cinco años se han emitido unas veinte órdenes de captura contra cada uno de los integrantes del "secretariado" o estado mayor de las FARC, esta es la primera vez que la Justicia los reclama por narcotráfico.

La Fiscalía explicó en un comunicado que la investigación se basó en informes del Ejército que relacionan a miembros de las FARC con "el cultivo, procesamiento, elaboración y comercialización de cocaína y heroína".

Los fiscales "recibieron 70 declaraciones de personas que conocen de cerca las actividades de esa guerrilla con el narcotráfico" y analizaron "los documentos encontrados por el Ejército en campamentos guerrilleros en los que se señalan las rutas para el transporte del estupefaciente", precisó el organismo.

Dentro del proceso se analizaron telecomunicaciones y documentos que mencionan "los métodos de compra y distribución de cocaína, incluidos sus precios".

Las órdenes de captura incluyen también al portavoz principal de las FARC, Luis Edgar Devia (alias "Raúl Reyes"), así como a Luciano Marín Arango ("Iván Márquez"), Guillermo León Sáenz ("Alfonso Cano"); Jorge Briceño ("Mono Jojoy"). Manuel Jesús Muñoz Ortiz ("Iván Ríos") y Rodrigo Londoño Echeverry ("Timochenko").

Las demás personas con orden de captura pertenecen a los bloques oriental, occidental, a dos columnas móviles y a dieciséis de los más de 60 frentes regionales de las FARC.

Las FARC son consideradas por los Gobiernos de Colombia y Estados Unidos como "narcoterroristas".

El grupo insurgente admite que cobra un porcentaje por permitir el cultivo y paso de drogas por las regiones bajo su control, pero niega ser un cartel de producción.

En diciembre de 2004 y en marzo pasado fueron extraditados a EEUU los jefes de las FARC Ricardo Palmera ("Simón Trinidad") y Nayibe Rojas ("Sonia") por medio de un tratado bilateral firmado por ambos países para combatir el narcotráfico.

El pasado fin de semana, un tribunal de Washington citó a los jefes de las FARC a través de avisos pagados en varios medios de Colombia para que comparezcan por el secuestro de los contratistas estadounidenses Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell, ocurrido en febrero de 2003 en la selva del suroeste colombiano