Empleados metro contradicen a Policía y dicen cámaras funcionaban

Por martes 23 de agosto, 2005

Londres, 23 ago (EFE).- Empleados del Metro de Londres han desmentido a la Policía al asegurar que las cámaras de la estación en la que fue tiroteado supuestamente por error el brasileño Jean Charles de Menezes funcionaban perfectamente.

Según la versión de los trabajadores de la estación de Stockwell, tres de los cuatro aparatos de vigilancia instalados en el andén no presentaban ningún problema la mañana del 22 de julio, cuando De Menezes fue abatido por agentes policiales, informó hoy la prensa británica.

Así lo han asegurado los empleados del Metro a los investigadores de la Comisión Independiente de Quejas a la Policía (IPCC) que estudia la muerte de Menezes, de 27 años, al que los agentes confundieron con un terrorista suicida.

A esa Comisión, la Policía ha asegurado en cambio que ninguna de las cámaras funcionaba en el momento de los hechos: ni las cuatro dispuestas en el andén ni la instalada dentro del vagón en el que los agentes dispararon ocho tiros al joven electricista.

Sobre ese último aparato, los trabajadores del Metro han admitido desconocer si operaba con normalidad ese día.

Para los investigadores, está claro que la obtención de imágenes sería de gran ayuda para aclarar las circunstancias de la muerte de Menezes en la estación de Stockwell, al sur de Londres.

Mientras que la Policía Metropolitana de Londres llegó a asegurar que el brasileño fue tiroteado tras huir de los agentes y saltarse la barrera de entrada a la estación, varios documentos filtrados a la prensa contradicen esa versión.

Según esas informaciones, Menezes se comportaba como un usuario más: entró andando a la estación, validó su billete, cogió un ejemplar de un periodo gratuito y se subió al vagón donde fue abatido.

Un primer informe sobre la muerte del joven estará listo las próximas Navidades, aunque no se hará público hasta que hayan concluido todas las pesquisas, informó hoy la IPCC. EFE