En Africa austral 12 millones de personas necesitan ayuda urgente

Por martes 13 de diciembre, 2005

Roma, 13 dic (EFE).- Casi doce millones de personas en Africa austral, especialmente en Zimbabue y Malawi, necesitan "urgentemente" alimentos, advirtió hoy, martes, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). La inseguridad alimentaria en Africa austral es motivo de gran preocupación para la FAO, aunque en algunos lugares se ha logrado una cosecha mejor que la del año pasado, según un nuevo informe sobre la situación en ese continente.

El informe de la FAO alerta, en especial, sobre Zimbabue, donde se calcula que unos tres millones de personas recibirán mensualmente raciones de cereales y legumbres del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

En ese país se necesitan unas 50.000 toneladas de maíz, pero hay únicamente la mitad, y sólo dos tercios del fertilizante que había el año pasado, que ya era una cantidad insuficiente, y que hará subir el precio.

En Malawi también ha empeorado la situación alimentaria, con el aumento del precio del maíz y un nivel de ayuda que "deja que desear, a pesar de las significativas sumas prometidas por los donantes internacionales".

Somalia siempre es motivo de preocupación para la FAO, pues más de 900.000 personas necesitan "ayuda urgente" y su situación empeora debido a los nuevos brotes de hostilidades, que dificultan la distribución de la ayuda en el país.

Sudán también atraviesa una situación "alarmante", pues los continuos conflictos y el desplazamiento de la población han provocado un grave problema alimentario, especialmente en la región de Darfur y en el sudeste del país.

La lista de países en los que hace falta ayuda para que su población no pase hambre es larga, desde Eritrea a Etiopía, pasando por Níger, Malí y Mauritania.

La cosecha de este año en Africa Oriental ha sido, en general, mejor que la del año pasado y se espera un incremento de la disponibilidad de alimentos, pero en conjunto la situación "es todavía precaria", con países en guerra y afectados por sequías pasadas que provocaron el aumento de la malnutrición.

La cosecha de maíz en Sudáfrica fue "extraordinaria" lo que hará posible exportar unos 4,6 millones de toneladas de excedentes, cantidad "más que suficiente para cubrir la necesidades de importación de la subregión".

Las necesidades totales de ayuda alimentaria en el periodo 2004-2005 se han estimado en unos 3,3 millones de toneladas, una cantidad parecida a la del anterior.