En La Descubierta relajo con la ayuda post emergencia

Por Carlos Luis Baron viernes 7 de septiembre, 2012

Cuando el 16 de Agosto el Lic. Danilo Medina pronunció su discurso al tomar el mando de los destinos de la nación, con el contenido del mismo no dejó brechas para que nadie pusiera en dudas sus buenas intensiones para con el país. Hasta sectores y actores de la oposición valoraron como positivo su discurso y los más encumbrados politólogos llegaron a decir, que Medina estaba planteando una revolución social en la República Dominicana.

Las medidas que ha tomado con el interés de adecentar la administración pública, lo delatan como una persona que verdaderamente quiere acuñar otro estilo para dirigir la cosa pública. Las medidas tomadas para dar respuestas a los daños ocasionados en la Región Enriquillo y otros puntos del país, estuvieron acorde con las necesidades identificadas en los distintos puntos afectados.

En lo que se refiere a la tormenta ISAAC, en esta zona, el gobierno a través de algunas instituciones (INDHRI, el Ministerio de Obras Publicas y el Ministerio de Agricultura), han dado una respuesta a esta situación basada en la dotación de brigadas, destinadas como actividad principal a la limpieza de terrenos agrícolas afectados. Sin embargo, las buenas intenciones del presidente Danilo, comienzan a verse afectadas por la actuación irresponsable, irrespetuosa, ridícula y maliciosa de los que nunca faltan para echarle pelos al sancocho.

Mi apreciación está basada en el hecho de que las brigadas que han sido asignadas para La Descubierta, no han sido conformadas tomando en cuenta a los afectados, porque prima la afiliación política, ya que en su mayoría las integran personas que no fueron afectados directamente. No se ha tomado en cuenta el más mínimo criterio para la selección de las personas que conforman estas brigadas, como a las instituciones que trabajaron en el levantamiento de las necesidades luego del paso de esa tormenta y es completamente nula la equidad de género.

Es una falta de respeto a los verdaderos afectados, pues hacen también como actividades la limpieza de patios de viviendas, sin ningún tipo de planificación con el gobierno local para que retire los desperdicios una vez son sacados de las casas. Además, las brigadas están integradas por muchachos que no han estado nunca vinculados a actividades agrícolas. La falta de planificación y priorización de las acciones a realizar ponen en evidencia que hay mucha debilidad en las personas que en este municipio dirigen las actividades post emergencia y que deberían ser más respetuosos frente al dolor que le provoca a un productor ver arrasados sus medios de vida, que son los remanentes del crecimiento del Lago Enriquillo.

Los canales de riego, afectados por sedimentación no han sido hasta el día de hoy atendidos, mientras que la brigada ordenada por INDHRI se está dedicando a la limpieza de patios de viviendas. En el caso del Ministerio de Obras Publicas, han destinado las actividades hacia ese mismo objetivo y con mucho relajo.

Las comunidades siguen consumiendo agua contaminada, ante los daños en la infraestructura de acueductos. En La Descubierta, el agua de Las Barias que alimenta el acueducto local está completamente turbia, y al parecer por desbordamientos ocasionados en las fuentes originales y no tiene ningún tipo de sistema de purificación. Miles de personas siguen afectadas dado que también el acueducto regional aun está fuera de servicio para ésta zona desde muchos meses antes de la tormenta Isaac y nadie dice esta boca es mía.

Todo esto habrá de provocar en la población el desarrollo de brotes de cólera, diarrea, asociados al incremento considerable del número de mosquitos, el dengue y la malaria. La comunidad de Boca de Cachón, de por si en estado de emergencia antes de la Tormenta Isaac, es la mas proclive a estas enfermedades, si tomamos en cuenta también, que en esa comunidad, inundada en el sub suelo por los efectos del Lago Enriquillo, no le quedó parada tampoco una sola letrina, razón por la cual se ven obligados a realizar sus necesidades en lugares inadecuados y las viviendas que sufrieron daños aun se encuentran sin ser reparadas.

El Plan Social de la Presidencia esta dotando de raciones alimenticias crudas a varias de las comunidades afectadas, solo en las comunidades de Boca de Cachón y Tierra, y al igual que con la conformación de las brigadas, la distribución de las mismas se hace sin ningún criterio. No se ha tomado en cuenta que los vientos de Isaac no preguntaban a nadie sobre su afiliación política para descargar su furia sobre la infraestructura física y los medios de vida.

La provisión alimentaria no ha llegado a comunidades de La Descubierta y Postrer Río, y en los lugares donde se esta haciendo, no se corresponden a dar una respuesta a necesidades encontradas. En el EDAN realizados por CIEPO y el CM-PMR en las comunidades de los tres municipios inicialmente descritos, podemos confirmar la grave afectación a la producción agropecuaria y la afectación en un número considerable de viviendas en Boca de Cachón y Tierra Nueva, y menor medida en Angel Feliz y Sabana Real.

Yo particularmente entiendo, que lo de la descacharrizacion de las viviendas es necesario para evitar brotes, pero esto debe de ser la labor de una brigada asignada por salud Pública con la participación de los dueños de la vivienda y el colectivo organizado, pero jamás la tarea de una brigada que provenga del Ministerio de Agricultura, del Indrhi o de Obras Públicas, sobre todo cuando hay prioridades y necesidades muy grandes en esas áreas aún no resueltas.

Muy bien que los compañeros necesitan trabajo, pero no parece ser ético aprovechar los efectos dejados por una tormenta, para jugar con la gente, para hacer el ridículo y para burlarse de la gente. Como ciudadano de la Provincia Independencia, hago un llamado a los que en la zona están dirigiendo las acciones post emergencia, a que si queremos darle un espaldarazo al presidente Danilo Medina en sus intensiones de continuar lo que está bien, corregir lo que está malo y hacer lo que nunca se hizo. No hagamos lo contrario de lo que fue su slogan de campaña, porque en el interés de hacernos los graciosos, no podemos pasarnos de la raya y al que le sirva el sombrero que se lo ponga.