En Nueva York ya no se pagará parquímetros los domingos

Por jueves 13 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ El pago de parquímetros los domingos ha quedado eliminado en la ciudad de Nueva York por decisión del Consejo Municipal que liquidó un veto que contra la ley, había asumido el alcalde Michael Bloomberg, alegando pérdidas millonarias para el municipio.

Los tragamonedas, millares de los cuales se encuentran diseminados en todas las calles de la metrópolis, son uno de los principales puntos de discordia entre conductores y oficiales de la policía de tránsito, a los cuales, según se ha denunciado, sus jefes asignan cuotas de multas contra los choferes.

La legislación fue aprobada por 42 votos contra sólo 2 que se opusieron a la misma. La pieza lleva el nombre de “pagar por rezar” y en esencia busca que los servicios religiosos en las cientos de parroquias católicas y sectas evangélicas, no sean interrumpidos como se venía haciendo hasta ahora por las multas policiales.

La legislación marcada como Acta 669, fue introducida por los concejales Hiram Monserrte boricua y Vincent Gentile de origen italiano.

Gilford Miller, vocero de la mayoría municipal dijo que la ciudad había pedido a los neoyorquinos ayudar durante la crisis fiscal, pero que esa etapa ha pasado y es hora de que el municipio, les devuelva el apoyo.

Para los ediles locales, el cambio ayudará enormemente a aliviar una situación caótica que se ha venido presentando por años. “Hoy, el consejo ha actuado para darles a nuestros ciudadanos lo que se merecen: un alivio que los libera de un impuesto utilizado para reconstruir la economía”, dijo Monserrate que representa un distrito en el condado de Queens.

El punto de vista del alcalde es el de que la ley, será “más sal que el chivo”, porque permitirá a unos ocupar todos los espacios, mientras otros conductores no encontrarán donde estacionarse.

Los aparatos cobran 25 centavos cada hora y los que se encuentran en reuniones, eventos, de compras o en actividades diversas, tienen que interrumpirlas para estar pendientes del tiempo.

Otra legislación aprobada fue la 468-A que obliga a propietarios de supermercados a proveer seguros de salud a sus trabajadores. La ley también a las grandes cadenas de ese género entre estas Wal-Mart y K-Mart que expenden alimentos.