En política la perseverancia es determinante para triunfar

Por Carlos Luis Baron domingo 10 de junio, 2012

La política es una actividad en la cual la actitud y el enfoque son fundamentales para poder lograr los objetivos.

Conservamos como ejemplo doctrinario las enseñanzas del profesor Juan Bosch, cuando nos enseñaba que toda actividad política debe tener un plan, un método para desarrollar y una evaluación constante para asegurar que todo marcha de acuerdo como se planificó.

Hacemos estas puntuaciones como referente a mantener como cierto que en política no se debe improvisar, que jugar a la casualidad es un error y que en política los errores tienen un costo muy elevado.

En las recién pasadas elecciones presidenciales de la Republica Dominicana, se puso de manifiesto las dos teorías ó tesis políticas, una encabezada por el candidato del PLD Lic. Danilo medina Sánchez y la otra la que representaba al PRD el agrónomo Hipólito mejía.

Danilo medina ejecuto a la perfección un plan estratégico para ganar, no pudo el equipo del PRD sacarlo ni de contexto ni tampoco variar sus planteamientos del discurso programático de la campaña. En cambio, el candidato del PRD Hipólito mejía, fue montado en un discurso centrado en las denuncias pero sin un plan estratégico, y los resultados están ahí claritos para no dejar dudas.

En política como en la guerra, la estrategia tiene que tener un plan de acción, y siempre la táctica puede cambiar pero no la estrategia. El plan debe estar diseñado en función de la estrategia para lograr el objetivo, y para lograrlo, la perseverancia es determinante, no importa cómo se inicia la guerra, lo importante es cómo termina.

En la confrontación electoral de los dos partidos políticos fundados por Juan Bosch, resulto triunfador el que aplicó correctamente los fundamentos de la ciencia política. El partido que elaboró un plan, trazó una estrategia correcta y un discurso en base a las soluciones imperante de los problemas sociales y económicos de la población.

El Llic. Danilo medina ha dado una fuerte demostración de ser un hombre que cree y respeta la actividad que ejerce, es un político fino y perseverante. En la contienda electoral del año 2000 prefirió admitir su derrota a pesar de Hipólito no haber alcanzado el 50 más uno como establece la ley electoral. Lo que hizo este discípulo de Juan Bosch, fue esperar, concentrarse en la elaboración de un plan mejor elaborado y con una estrategia unificada y definida para vencer y venció.

Cualquier meta que emprendamos, debe de estar acompañada de los medios que vamos a utilizar para conseguirla, y pensar qué nos hace falta para alcanzarla.

Estas herramientas son nuestras habilidades, posibilidades y conocimientos, y pensar cómo aplicarlas. La perseverancia requiere sentido común y pensar que tal vez no lo logremos de inmediato; sin embargo es importante volverlo a intentar, porque la perseverancia brinda estabilidad, confianza y es un signo de que estamos madurando ó tomando conciencia de nuestra responsabilidad ante las cosas. Necesitamos estar preparados para enfrentar los retos que el mundo actual presente, con un compromiso pleno y decidido para cumplir con nuestra vocación con entrega y espíritu de servicio.

Eso le permitió al PLD y su candidato Danilo medina triunfar el 20 de mayo pasado. Aplicaron los fundamentos de la política y los resultados nos permiten a nosotros decir; las enseñanzas del maestro cuando se aplican correctamente, los resultados serán positivos.