Entidades asumen impulsar la agroforesta en Pedernales

Por Abraham Montero martes 31 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La Dirección General de Desarrollo Fronterizo (DGDF) y el Grupo Jaragua firmaron un acuerdo a través del cual buscan fomentar la siembra de plantas endémicas y nativas en el municipio de Oviedo, provincia Pedernales con el objetivo de crear medios de vidas sostenibles y amigables a la biodiversidad en esa zona.

El acuerdo fue rubricado por el titular de la DGDF, Miguel Bejarán y la presidenta de Grupo Jaragua INC. Yolanda León, surge por iniciativa del presidente de la República, Danilo Medina, a fin de consolidar una estrategia de conservación medioambiental, que garantice la siembra de agua en los principales afluentes del país.

“Este acuerdo viene a formalizar los trabajos de cooperación realizados por ambas entidades en favor de la conservación del hábitat de la provincia Pedernales, la cual es depositaria de gran parte de las 16 zonas protegidas existentes en la región y constituye un punto de apoyo a la estrategia de conservación desplegada por el gobierno central”, indicó Miguel Bejarán.

Explicó que la iniciativa, en primer plano cede a modo de préstamo al Grupo Jaragua 600 metros cuadrados del terreno del vivero propiedad de la DGDF para la siembra y propagación de plántulas de especies nativas y endémicas y comprende la creación de parcelas demostrativas.

Además viene a formalizar las prácticas de cooperación entre ambas entidades, iniciadas con un proyecto agroforestal creado en el año 2004, como una respuesta sostenible y económicamente viable a la depredación en esta localidad fronteriza.

“Aquí tenemos plantas, todas con un valor comercial, lo que permitirá a la gente que vive en esta zona cuidar su hábitat y ser productivas; especies maderables, aromáticas, frutales y hasta para la producción ganadera, dando oportunidad de crear una agroforesta sostenible”, agregó Yolanda León, presidenta del Grupo Jaragua.

El convenio prevé el cultivo de especies de valor comercial como las de tipo maderable, entre las que se encuentran la caoba, el roble criollo, roblillo y la caya. También aromáticas como la canelilla; la azúa, orégano y guaconejo.

Incluye frutales como mijo, anón y uva de playa, los cuales serán sembrados en combinación con los rubros tradicionales como la yuca, auyama, batata, maíz y gandul. Y los de uso ganadero como el almácigo y la guázuma.

Al estampar sus firmas las partes se comprometieron a cuidar las especies en cultivo y a suministrar la capacitación técnica necesaria, sirviendo como testigos de la misma Ernesto Rupp, coordinador medioambiental, Héctor Andújar, de Logística del Grupo Jaragua, y por la DGDF, Rita Rocío Castillo, encargada Legal, Marisol Deschamps, de Planificación y los asistentes técnicos y personal, Juvenilia Sosa y Limbert Reynosa.

POR ORLANDO ARIAS