Entra en vigor el primer tratado internacional contra corrupción

Por miércoles 14 de diciembre, 2005

Viena, 14 dic (EFE).- La Convención de la ONU contra la Corrupción, primer acuerdo internacional vinculante en la lucha contra esa lacra, ha entrado hoy en vigor, según informó la Oficina contra las Drogas y el Delito de las Naciones Unidas (ONUDD).

"Una y otra vez, las riquezas de los países han sido saqueadas por líderes corruptos, mientras que en el mundo corporativo, muchos accionistas han sufrido robos por parte de ejecutivos corruptos", señala Antonio Maria Costa, el director ejecutivo de la ONUDD en un comunicado de prensa.

El documento se adoptó por la Asamblea General de Naciones Unidas en octubre de 2003, ha sido firmado por 140 países y ratificado por 38, siendo la ONUDD, con sede en Viena, el organismo depositario.

La ONUDD ha lanzado, además, una campaña pública en la que se informa de que cada año el dinero destinado a soborno asciende a un billón de dólares – 831.000 millones de euros.

Los datos de esta agencia de la ONU también señalan que la inversión en un país corrupto puede elevarse un 20 por ciento por encima de otro que no padece este mal, lo que supone un obstáculo para atraer capital.

Como ejemplo de que la corrupción golpea a los más desfavorecidos se subraya en los documentos de la ONUDD que "la transferencia de fondos de origen ilícito han contribuido a la fuga de capitales de Africa, donde se han saqueado más de 400.000 millones dólares que se han ocultado en el extranjero".

También se afirma en esa campaña de concienciación que en México, "el hermano del ex presidente Carlos Salinas amasó una fortuna de 120 millones de dólares de resultas de actos de corrupción", lo que serviría para "costear los servicios de atención sanitaria de más de 594.000 mexicanos durante un año".

La convención que entra hoy en vigor se asienta sobre cuatro pilares: la prevención, persecución penal de la corrupción, cooperación internacional y recuperación de activos defraudados.

Costa destaca como medida de prevención y disuasión "el hecho de que no habrá excepción en ninguna parte del mundo a la obligación de devolver el capital sustraído, y que las viejas excusas como la del secreto bancario no serán por más tiempo un impedimento".

El documento es también el primero en tipificar un gran número de delitos de corrupción, como el soborno de funcionarios del país, extranjeros y de organizaciones internacionales públicas; y su aplicación se extiende también a la empresa privada.

El documento "envía una señal de aviso a los funcionarios corruptos allá donde estén", y "un mensaje de esperanza a millones de personas cuya rabia y frustración han crecido al ver las riquezas de su país saqueadas por criminales", agrega Costa.

También se solicita que todos los países miembros de la ONU ratifiquen esta convención, señala Costa, y agrega que "este nuevo instrumento tiene que ser sólo el inicio de los esfuerzos redoblados de prevención y control de la corrupción".

Según los datos de la ONUDD, España firmó la convención el pasado septiembre, pero no la ha ratificado, un paso que de los veinticinco países de la Unión Europea (UE) sólo han dado Francia y Hungría.

La organización no gubernamental "Transparency International" (TI), única especializada en la lucha contra la corrupción, señala que este mal se encuentra entre los tres grandes problemas del mundo.

Sólo lo superan la ausencia de instituciones globales y la pobreza, y es una de las causas del deterioro de los sistemas económicos y del bienestar de los ciudadanos.

En su mas reciente Barómetro Global sobre la Corrupción, publicado el pasado viernes, TI señalaba que en países como Bolivia, la República Dominicana, México, Paraguay o Perú, el 10 por ciento de los ingresos familiares se destinan a pagar sobornos. EFE