¿Es realmente la UASD autónoma?

Por Carlos Luis Baron lunes 23 de julio, 2012

Tal y como se lee en los distintos diccionarios, la autonomía consiste en no depender de otro para usted implementar sus propias leyes, crear organismos, y no estar sujeto al deseo de ninguna otra entidad a la cual tenga que rendirle cuentas.

Yo pregunto, ¿Quién le otorga los recursos a la UASD, para que esta pueda funcionar? Todos sabemos que es el estado dominicano, y por lo tanto las autoridades uasdianas deben rendir cuentas de los recursos que se le entregan.

Por eso pienso que no existe una verdadera autonomía en la universidad estatal, porque esta depende económicamente del estado, y está sujeta a los deseos de quienes gobiernan el país en torno a la cantidad de dinero que debe entregarle cada año.

Para corregir la situación que se vive en la más vieja universidad de América, sugiero que el congreso interpele al rector Mateo Aquino Febrillet, y este explique a donde van a parar los miles de millones que recibe esta institución académica.

Ese es el tipo de lucha que deben enarbolar los estudiantes universitarios, y no dedicarse hacer desordenes como lo que se hicieron el pasado viernes, en donde si no es por la oportuna intervención de la policía la cosa iba hacer peor.

Tienen que exigir que se interpele a Mateo Aquino Febrillet, él tiene que demostrar ante el Congreso Nacional, cuanto se paga de nomina de empleados, de energía eléctrica, agua, teléfonos e internet, combustible, transporte de profesores, etc.

Además el rector debe explicarle a la nación, mediante su interpelación, que pasó con la finca de Engombe, y otras propiedades de la UASD, a donde van a parar los recursos por concepto de pago de re-inscripción, y que aclare porque permite pago de cuotas a la Federación Dominicana de Estudiantes Universitarios, sin que se sepa que se hace con ese dinero.

Los estudiantes universitarios tienen todo el derecho de protestar por esos aumentos en los créditos, pero no tienen derecho de incendiar vehículos, ni agredir al rector y sus empleados, ni mucho menos quemar neumáticos y lanzar piedras para impedir el libre tránsito de los demás.

Le sugiero que se aboquen en vigilia pacifica frente al congreso, demandando a los congresistas que interpelen al rector Mateo Aquino Febrillet, para que de una vez y por todas, se sepa la verdad sobre el uso que se le da a los recursos que entrega el estado a la UASD.

El autor es Comentarista radial y reside en San Juan de la Maguana