Escritor de PR Rodríguez Juliá diserta sobre literatura antillana

Por lunes 28 de abril, 2008

Rodríguez Juliá dictó la conferencia titulada “El mapa desfigurado de la Literatura Antillana”, dentro del programa de conferencias magistrales llevadas a cabo en la XI Feria Internacional del Libro, Santo Domingo 2008

El escritor y profesor puertorriqueño Edgardo Rodríguez Juliá afirmó que la literatura fundacional antillana se basa en cuatro conceptos o apartados diferenciadores: la oralidad, la interioridad, el mito y la ciudad, donde cada aspecto de esta narrativa se presenta, según explicó, en épocas y circunstancias diferentes.

Rodríguez Juliá dictó la conferencia titulada “El mapa desfigurado de la Literatura Antillana”, dentro del programa de conferencias magistrales llevadas a cabo en la XI Feria Internacional del Libro, Santo Domingo 2008.

En su disertación realizó un recorrido por la literatura más representativa de las Antillas, con énfasis en la narrativa de habla hispana: Cuba, Santo Domingo y Puerto Rico. Entre las novelas a las que se refirió, como paradigmáticas de sus respectivas épocas, se encuentran: Enriquillo, de Manuel de Jesús Galván, y Over, de Marrero Aristi.

Con elocuencia sin par y con ideas frescas y arriesgadas, Rodríguez Juliá se refirió a la actualidad literaria dominicana y a toda la diáspora caribeña que reside en los Estados Unidos de Norteamérica. Asimismo, ofreció su punto de vista sobre esa creciente cantidad de autores que se ven obligados a emigrar hacia esa nación del norte y, en algunos casos, acaban escribiendo en otras lenguas. Dijo, además, que el spanglish es una realidad insoslayable en la literatura de la diáspora y que los puertorriqueños han vivido con esa realidad desde principios del siglo XX.

En fin, se trató de una noche mágica en que la lluvia sirvió de telón de fondo y de algún modo reunió a un público selecto compuesto por escritores, intelectuales y estudiantes universitarios. Entre los invitados especiales se encontraban: el Secretario de Estado de Cultura, licenciado José Rafael Lantigua; el Director de la Feria Internacional del Libro, Alejandro Arvelo; y el Director General del Libro y la Lectura, Basilio Belliard.

Biografía de Edgardo Rodríguez Juliá

Edgardo Rodríguez Juliá nació en 1946 en Río Piedras. Durante su niñez vivió en un ambiente rural, en medio de la clase burguesa media. Fue testigo de lo que denomina la "frontera diabólica" de la década del cincuenta.

Conoció su vocación bien temprano a los diecisiete años, cuando escribió poemas en prosa. Guardó en su memoria todas sus vivencias para luego plasmarla en su obra literaria.

Se inicia como escritor en 1973, cuando obtiene el tercer premio en el certamen anual de cuentos del Ateneo Puertorriqueño. Surge durante la generación setenta cuando publica su primera novela La renuncia del héroe Baltasar (1974). En esta novela se descubre elementos del realismo mágico, mito, exageración, truculencia, misterio extravagancia, para desenvolver el hilo de su trama, diversidad de vías de presentación literaria: citas de determinadas obras y diarios, cartas, conferencias, crónicas oficiales, noticias anónimas, papeles de la Inquisición, comentarios compendiosos de ciertos pasajes del relato, cada una de ellas, portada de un punto de vista distinto revestida de su propio estilo prosístico. Otro aspecto, que maneja en su primera novela, es la expresión de profunda raíz imaginativa, y febril extravagante deslumbramiento que se utiliza en la exposición de las fantasías oníricas de Baltasar.

Su verdadera razón de ser está centrada en su trabajo, que le ofrece íntimo gozo de crear una obra que tiene personalidad propia y ya un claro diseño. Julía asegura que se siente maduro para escribir, conoce la trayectoria de su obra, lo que quiere lograr de ella, aunque aduce que a su edad, comienzan a agotarse las energías. Su atracción, la única, además de leer vorazmente y nadar todos los días, ha sido escribir.

Estudió Humanidades, con concentración en Estudios Hispánicos, y realizó una maestría en Madrid dentro del Programa de la Universidad de Nueva York. Actualmente, y desde hace varios años, es profesor de literatura en la Facultad de Estudios Generales de la Universidad de Puerto Rico, Río Piedras.

Sus crónicas son: Las tribulaciones de Jonás (1981), inspirado en la vida, hechos y significado de Luis Muñoz Marín; El entierro de Cortijo (1982-1983); Una noche con Iris Chacón (1986); Álbum Familiar, publicada en el periódico El Reportero. También incluye ensayos: Campeche o los diablejos de la melancolía (1986), donde explora el teatro de la historia caribeña, como el espectáculo de una pesadilla inspirado en un cuadro de José Campeche; y la novela La noche oscura del niño Avilés (1984), que es parte de una trilogía contenida en su segunda novela La crónica de la nueva Venecia;. Álbum de Puertorriqueños la sagrada familia (1988); Camino de Yyaloide (1994), la novela Sol de media noche (1995), Cartagena (1997), y la más reciente, Pelotero (1997).