Espectro de fuego

Por Carlos Luis Baron viernes 21 de diciembre, 2012

Una política de pleno empleo, sobre todo a nivel de salario mínimo, es fundamental para mantener la calma social en el 2013. Miles de desempleados no soportan un día más sin tener donde vender su fuerza de trabajo. Los programas de préstamo para integrantes de la economía informal, no soluciona el problema, porque no se podrá satisfacer la univesalidad de las necesidades, y sin dinero no se puede negociar.

Tómese en cuenta, que los clientes de los artesanos o venduteros de la economía informal son los residentes en su misma área, los que tienen su mismo nivel económico, y se cierra el círculo de la miseria, porque si éstos no ganan dinero, no pueden comprar. Los préstamos no se pueden pagar.

Lo ideal sería una política de pleno empleo de salario mínimo y una masiva cartera de préstamos para los informales. En todo caso, si se hace únicamente propaganda con los dos estamentos, no se aplicará ningùn mercurio a la herida infectada.

Porque la soluciones mágicas no van a pasar de ser un ligero alivio para un enfermo de cáncer. Los graves problemas sociales son intocables, porque tienen que ver con el desigual reparto de las riquezas, y las injustas motivaciones de tenencia de tierras y vidas.

Pero si es un gran alivio que se inicie un programa masivo de crear nuevas plazas de trabajo. La punta de lanza la tiene que llevar el sector privado, y en segundo lugar, el Gobierno.

Es una pena que los empresarios dominicanos piensen más en repatriar capitales, y darse vida de principes, antes que echar una manito a la espuma que busca prevenir el incendio social que se podria desatar.

Hay miles de fórmulas mediante la cual se podrían hermanar las lineas de los prestamos básicos y los empleos rápidos, donde la mayor parte de los beneficiados serán los iletrados, que únicamente tienen que oferta su fuerza física.

En el 2013 si no hay una apertura en la política de empleo, y si se quiere ampliar, de préstamos fáciles, surgirán las disconformidades sociales, las luchas de irredentos y la búsqueda de mejores condiciones de vida.

Lo único que se necesita por ahora, es agua para restar fuerzas a las llamas de esa tea que están ampliando su espectro de fuego. Después…..