Estados Unidos considera inevitable pandemia mortal de gripe

Por viernes 7 de octubre, 2005

Washington,(EFE).- Autoridades de la salud y responsables de organizaciones internacionales analizaron hoy medidas para mitigar los efectos que tendría un brote infeccioso de gripe a escala mundial, algo que Washington considera inevitable.

La reunión de la Alianza Internacional contra la Gripe Aviar y Pandémica, a la que asisten en la sede del Departamento de Estado representantes de más de 80 países, refleja la preocupación de EEUU por la posibilidad de un brote infeccioso a gran escala.

Se prevé que el presidente George W. Bush se reúna hoy con representantes del sector farmacéutico que producen vacunas para demandar un incremento en la producción.

De todas las enfermedades que podrían causar en el futuro inmediato una pandemia similar a la que se produjo en 1918 con la llamada "gripe española", que se calcula que causó la muerte de 50 millones de personas en todo el mundo, la más temida por los científicos es la gripe aviar.

Aunque es difícil evaluar el impacto económico de una pandemia por la gripe aviar, las autoridades calculan que podría ascender a decenas de miles de millones de dólares.

Pascal Imperato, una de las autoridades mundiales en los virus de la gripe y antiguo responsable médico de la ciudad de Nueva York, señaló hoy en la cadena CNN que lo que más preocupa a la comunidad científica y las autoridades es la virulencia de la gripe del pollo.

"Lo que ha elevado la preocupación es el hecho que se ha extendido muy rápidamente a través de las poblaciones de aves de Asia. Pero eso, en si mismo, no significa que pueda adquirir la capacidad de transmitirse de humano a humano", señaló Imperato.

Recalcó que aunque el virus sólo se ha transmitido "de aves a humanos" y no existe prueba definitiva de que en el pasado los virus de la gripe aviar hayan pasado de persona a persona, nadie sabe a ciencia cierta lo que puede pasar en el futuro.

De hecho, la revista "Nature" acaba de publicar la última parte de la secuencia genética del virus que causó la pandemia de 1918.

Los investigadores han logrado reconstruir el virus de la "gripe española" y lo mantienen bajo condiciones controladas en el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Atlanta (Georgia).

Según los científicos, a diferencia de las pandemias de 1957 y 1968 -causadas por virus de la gripe humanos alterados con genes de la gripe aviar-, el virus de 1918 parece ser totalmente de origen aviar y haber sufrido pequeñas mutaciones que le permitieron transmitirse de humanos a humanos.

En la inauguración de la reunión en el Departamento de Estado, el secretario de Agricultura de EEUU, Mike Johanns, señaló el jueves que el año pasado se registró "un aumento de la incidencia de la gripe aviar en el mundo".

En particular, Johanns advirtió que la variante conocida como la Gripe Aviar Altamente Patogénica (HPAI) "es endémica en muchas naciones y tiene el potencial para mutar, transmitirse de forma eficiente de persona a persona e iniciar una gripe pandémica a nivel global".

El propio Bush señaló el pasado martes que estaba "preocupado por lo que un brote infeccioso de gripe aviar podría significar para los Estados Unidos y el mundo".

Tras las palabras de Bush, el Departamento de Defensa anunció que se está preparando para lo peor, con la acumulación de millones de dosis de vacunas y de medicamentos antivirales.

William Winkenwerder, secretario de defensa adjunto para asuntos sanitarios, señaló que la información disponible, combinada con lo que se sabe sobre los virus de la gripe y de la gripe aviar, suscita preocupación por "la posibilidad de un brote masivo de este virus entre los humanos".

Winkenwerder añadió que EEUU ha desarrollado una vacuna contra la cepa H5N1 del virus de la gripe aviar y que el Pentágono cuenta en la actualidad con 200.000 dosis, aunque la vacuna está siendo producida de forma masiva y a finales del 2006 se contará con "decenas de millones de dosis de esa vacuna". EFE

ld/mp/ar