Evangélicos celebran su tradicional concentración nacional

Por admin martes 1 de enero, 2008

Una gran parte de la comunidad cristiana-evangélica del país se dio cita este martes, Día de Año Nuevo, a la concentración anual que celebra esa secta religiosa, cada primero de enero, en el Estadio Olímpico Juan Pablo Duarte.

La concentración, la número 44, es auspiciada por la Asociación Radial y Misionera Batalla de la Fe y contó con una nutrida asistencia de cristianos, con la presencia de dirigentes políticos como Amable Aristy Castro, candidato presidencial reformista, así como algunos diputados de diferentes partidos políticos.

En la actividad participaron cristianos de distintas denominaciones e iglesias independientes radicadas en Santo Domingo y el resto del país.

La concentración fue transmitida a todo el país por una red de radio y televisión que tuvo como matriz a Telecentro canal 13.

Al pronunciar el sermón del año, el pastor Ezequiel Molina hizo una serie de críticas y cuestionamientos al sistema político e institucional de la República Dominicana.

El líder cristiano lanzó duros ataques a la permisividad que dijo hay en el país con respecto a la corrupción, y criticó lo poco o nada que los responsables de dirigir a la sociedad están haciendo para detener el deterioro moral que se está produciendo en la República Dominicana.

“La República Dominicana tiene una crisis de confianza, el sistema tiene una crisis de confianza”, dijo para a seguidas preguntarse: ¿Cómo lo vamos a resolver?

Con respecto a la violencia y la delincuencia que azota al país, Ezequiel Molina afirmó que no será posible frenar esos males sociales, “porque es un engendro del infierno”.

Manifestó que la República Dominicana y esta sociedad “cibernética” necesita recuperar la fe y la confianza, para lo cual, dijo, urge la imperiosa necesidad de líderes confiables, que amen y respeten a Dios, que cumplan con lo que dice la palabra de Dios.

Asimismo, el dirigente espiritual criticó el que los líderes evangélicos anden detrás de posiciones políticas, y no detrás de la presencia de Dios, lo que definió de desastroso y grave.

Finalmente, con respecto a las elecciones presidenciales del 2008, pidió a los electores a no dejarse manejar como reses en ruta al matadero, aprendiendo a discernir para que no los vaya a “intoxicar alguna de la carne que hay en la mesa”. >“En el nombre del señor, aprendamos a votar con la cabeza y no con el estómago”, precisó. > > >FOTO: (Osvaldo la tiene) >Ezequiel Molina durante su intervención en la Concentración Evangélica Nacional. (FOTO: Daniel Duvergé) En una especie de autocrítica, señaló que “la gente se pierde, porque la iglesia ha dejado de cumplir su función y hoy es un reto que tenemos delante de todos. Busquemos a Dios, ahora que hay tiempo”.

Finalmente, con respecto a las elecciones presidenciales del 2008, pidió a los electores a no dejarse manejar como reses en ruta al matadero, aprendiendo a discernir para que no los vaya a “intoxicar alguna de la carne que hay en la mesa”.

“En el nombre del señor, aprendamos a votar con la cabeza y no con el estómago”, precisó.