Ex presidente se presentará mañana en la sala, según su abogado

Por martes 20 de diciembre, 2005

Bagdad, 20 dic (EFE).- El juicio contra el ex presidente de Irak Sadam Husein y siete de sus antiguos colaboradores se reanudará mañana en Bagdad con la presencia del dictador, confirmó hoy, martes, su abogado, Jalil Duleimi.

El ex mandatario boicoteó el proceso y no se presentó a la vista del pasado 7 de diciembre tras alegar que el juicio era una farsa inventada por Estados Unidos y que había sido tratado con falta de respeto.

"Sadam asistirá pese a que tanto él como nosotros (los abogados) no reconocemos la legitimidad del tribunal", subrayó el letrado en un comunicado recibido en la oficina de EFE en Bagdad.

"Sadam se presentará para decirle a los iraquíes, a los árabes y a los occidentales que es inocente y que el juicio ha sido diseñado para acabar con su reputación", agregó.

La Policía y el Ejército ya han puesto en marcha el dispositivo para reforzar la seguridad en torno a la "zona verde", el recinto amurallado en el que se parapetan los edificios oficiales y se celebra el proceso.

En ocasiones anteriores, el inicio de las vistas se vio precedido por ataques con morteros contra la fortaleza, que no causaron víctimas mortales.

Duleimi no confirmó, sin embargo, si en la sala volverán a estar presentes los abogados no iraquíes que integran la defensa, como el ex ministro de Justicia estadounidense Ramsey Clark, aunque se espera que asistan.

El juicio contra el tirano arrancó el pasado 19 de octubre y en las cinco sesiones hasta ahora celebradas la polémica ha sido la protagonista.

Primero, por el asesinato a tiros de dos de los abogados defensores, lo que condujo a que el equipo legal que defiende a Sadam amenazara en repetidas ocasiones con retirarse si no se garantizaba su seguridad.

Después, fue el propio déspota el que dudó de la legitimidad del proceso y envió "al infierno" a los jueces tras denunciar que no era tratado con la deferencia que merece.

Además, se ha puesto en duda el relato de la casi decena de testigos que han pasado por la sala, la mayoría de los cuales han declarado protegidos por una cortina y con la voz distorsionada por motivos de seguridad.

Sadam Husein y siete de sus colaboradores más cercanos -entre ellos su hermanastro Barzan al Tikriti y el ex vicepresidente del país Taha Yasin Ramadán-, son acusados del asesinato en 1982 de más de 140 personas en la aldea de Dujail, donde el dictador sufrió un fallido atentado contra su vida.

En caso de ser hallados culpables, podrían ser condenados a la pena capital.

El juicio se reanuda dos semanas después de que Irak celebrase unas elecciones parlamentarias que han supuesto el fin del proceso de transición.

Asimismo, se celebrará en el ambiente de violencia que envuelve Irak desde que en marzo de 2003 comenzar la invasión y posterior ocupación del país.

Hoy, al menos cuatro personas, tres de ellas policías, perdieron la vida en dos ataques perpetrados por grupos insurgentes en Bagdad y la ciudad septentrional de Kirkuk, informaron fuentes oficiales.

El atentado más grave ocurrió en la periferia de la localidad de Taza Jurmato, ubicada a unos 50 kilómetros al oeste de Kirkuk, perla petrolera del norte de Irak, donde una partida de pistoleros tiroteó un convoy de la Policía local y mató a tres agentes, explicaron las fuentes.

En Bagdad, una persona murió y otras dos resultaron heridas cuando una grupos de hombres armados atacó un convoy del Ministerio de Electricidad en el oeste de la capital.

Los pistoleros abrieron fuego contra una caravana cargada con equipamiento a su paso por el barrio de Ghazaliya, uno de los bastiones suníes en Bagdad.

Además, fue secuestrado en Bagdad el chófer de la embajada de Jordania en Irak. EFE