Exaltemos los valores morales

Por Carlos Luis Baron domingo 4 de marzo, 2012

* Licda. en Psicología Clínica

Definimos valores morales como las cualidades o características que llevan al hombre a crecer y a perfeccionarse cada día, porque indefectiblemente el valor moral conducirá al hombre hacia el bien moral, además son considerados importantes para llevar al ser humano a actuar correctamente y favorecer la sociabilidad.

Hace unos meses escuché una estrofa de una canción que decía “Esta música es pá tigueres, joseadores y cue…”; y yo me pregunto ¿Cómo será que nuestra sociedad va a mejorar, si en nuestras calles se escuchan canciones con letras similares? ¿Qué es lo que se está propagando en nuestros medios comunicativos, para que mejoremos? No creo, mis queridos lectores, que escuchando cosas semejantes podremos como nación mejorar en cuanto a los valores morales que tanto necesitamos.

Es necesario que hagamos una parada y reflexionemos acerca de tantas cosas que nos están dañando, dado que tenemos una sociedad “rica en delincuencia”, drogas, corrupción, prostitución y por que no decirlo, con falta de hombres y mujeres de buenos valores.

Hoy día 27 de Febrero, nuestra nación cumple 168 años de ser liberada del yugo haitiano, los hombres y mujeres que estuvieron dispuestos a dar su vida para que hoy podamos ser libres, por lo que yo pregunto: Si Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez, Matías Ramón Mella y todos aquellos que lucharon incansablemente por nuestro país resucitaran, ¿Cuál sería su impresión al ver nuestra nación tal cómo está? Creo que se desanimarían, quizás se hubiesen arrepentido de haber luchado tanto por un pueblo que está viciado y dañado.

Es muy importante que identifiquemos nuestros enemigos morales y los ataquemos o destruyamos. Comenzando por esa clase de música que escuchan nuestros jóvenes, que propaga la delincuencia, el consumo de drogas, el crecimiento de la violencia, la denigración de las mujeres y por ende la destrucción de muchos hogares.

Hoy 27 de febrero, cuando homenajeamos nuestros héroes patrios, hago un llamado a las autoridades de Espectáculos Públicos a hacer un cambio y reformar lo que estamos escuchando en la radio y televisión.

Dice un pensamiento que el ser humano es transformado por lo que contempla; o sea por lo que mira y escucha.

Padres, es necesario que vigilemos y controlemos lo que nuestros hijos están mirando en la televisión si queremos que sean jóvenes honestos, responsables y de buenas actitudes; dado que los programas que transmiten violencia y sexo ilícitos como algunas películas, muñequitos y telenovelas incitan a la agresión y a las bajas pasiones; y es por lo mismo que vemos tantas niñas embarazadas y tantos jóvenes sumidos en la delincuencia.

Dediquémonos a nuestros hijos, como lo requiere Dios y como ellos lo necesitan; que seamos su ejemplo, que ellos puedan ver en nosotros hombres y mujeres dignos de ser imitados.

Es necesario que nuestras autoridades se revisen y comiencen a comportarse con rectitud, honestidad y solidaridad; que sean diáfanos como el cristal para que nuestro pueblo dominicano pueda crecer y cambiar.

Es imprescindible, querida sociedad dominicana, que la honestidad, la solidaridad, el respeto, la veracidad, la responsabilidad y sobre todo el amor hallen cabida en nosotros, para que podamos tener una mejor nación.

Y por último, hoy te invito a reflexionar en lo que dice la palabra de Dios “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado, sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. (Salmo 1).