Exorcismo social

Por Persio Maldonado miércoles 22 de marzo, 2017

La situación de la sociedad dominicana es delicada. El accionar de la clase política ha generado gran frustración en amplios sectores de la vida nacional. Y ese estado de ánimo provoca desconfianza y falta de entusiasmo en las expectativas colectivas. Es decir, no hay respuestas claras a las necesidades y las demandas de la población.

Basta con mencionar el aspecto conductual de los funcionarios, la corrupción y la impunidad con que se manejan los casos. La falta de seguridad ciudadana y las diferencias económicas y sociales que hemos acumulado, lo que igual genera resentimiento.

Las calles están siendo un escenario de exorcismo social y lo mismo ocurre con las redes sociales donde la gente dice de todo.