Expertos piden EEUU levante restricciones sobre visita Guantánamo

Por lunes 31 de octubre, 2005

Naciones Unidas,(EFE).- Un grupo de relatores de derechos humanos de la ONU insto hoy a EEUU a levantar las restricciones que ha impuesto a su visita a Guantánamo (Cuba) para indagar las acusaciones de casos de torturas a detenidos.

"Si no tienen nada que esconder como dicen, ¿porque no podemos realizar entrevistas en privado a los detenidos en este centro?", dijo en rueda de prensa el relator especial de Comisión de Derechos Humanos sobre la Tortura y Trato Degradante, Manfred Nowak.

Nowak ha sido invitado, junto con la relatora para la libertad de religión y creencias, Asma Jahangir, y la presidenta del grupo de trabajo sobre la Detención Arbitraria, Leila Zerrougui, a realizar una visita de un día a los detenidos en la base de Guantánamo.

Sin embargo, el gobierno de Washington ha impuesto una restricción que les prohíbe entrevistar en privado a los detenidos, y que obliga a que todos los contactos con los prisioneros deben realizarse bajo la supervisión de oficiales estadounidenses.

Según dijo Nowak, los argumentos dados por EEUU se basan en el principio de que su país "está en guerra".

"Hemos aceptado otras condiciones que nos han impuesto, como es que la duración de la visita sea de un sólo día, y la entrada de tres de los cinco relatores, pero necesitamos garantizar estándares mínimos de referencia para realizar nuestro trabajo", agregó Nowak.

"Si no tenemos estas garantías, no vamos a realizar la visita, no queremos crear precedentes, por lo que esperaremos que el Gobierno de EEUU acepte nuestros principios", agregó el relator.

La invitación de Washington, prevista para el 6 de diciembre, se produce después de cuatro años de negociaciones para que el grupo pueda evaluar la situación de 504 detenidos sospechosos de pertenecer a Al Qaeda, a los que todavía no se les han formulado cargos.

La petición del grupo de expertos de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU incluía dos personas más, pero Washington ha denegado el permiso de entrada al relator para Jueces y Fiscales, el argentino Leandro Despouy, y al especialista en Salud Física y Mental, Paul Hunt.

Según Nowak, la razón esgrimida por el Pentágono para no permitir el acceso de esos dos expertos se debe a que las mayores preocupaciones sobre Guantánamo, expresadas por los activistas en derechos humanos, se refieren a la detención arbitraria y a la libertad de religión.

Por su parte, Zerrougui lamentó las restricciones impuestas por EEUU, tras anotar que no se pueden aplicar "doble estándares" cuando deciden hacer una misión de evaluación sobre derechos humanos, en donde los principios básicos del trabajo son la "objetividad, imparcialidad y eficacia".

Subrayó que la decisión de investigar primero en Guantánamo, cuyas instalaciones se abrieron en enero del 2002, se debe a las numerosas denuncias sobre el trato que reciben los sospechosos de terrorismo, y porque EEUU ha rechazado darles información de otros centros de detención fuera de su territorio.

La polémica sobre la visita a Guantánamo se produce en un momento en que han aumentado las críticas sobre la situación de los detenidos en la base naval estadounidense en territorio cubano.

Los expertos de la ONU han recibido denuncias de que los oficiales estadounidenses obligan a comer a la fuerza a los presos que estaban en huelga de hambre en protesta por las condiciones en que viven, y la falta de derechos legales. EFE