Fallo del TSE genera posiciones ante crisis del PRD

Por Carlos Luis Baron martes 12 de junio, 2012

Desde hace días, la República Dominicana ha observado con detenimiento lo que ha estado ocurriendo en el interior del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), desde que se dieron a conocer los resultados electorales de las pasadas elecciones nacionales.

El pasado viernes 8 de junio, el Tribunal Superior Electoral (TSE), falló a favor de la facción que sigue al Ing. Miguel Vargas Maldonado, dejando sin efecto, tanto la suspensión de éste como presidente del PRD, como las expulsiones de un grupo de dirigentes de ese partido, entre los que se encuentranJulio Maríñez, Rafael (Fiquito) Vásquez, VíctorGómez Casanova, Aníbal Duvergé y Anny Felipe, entre otros.

Sin embargo, para el sector que representa al Ing. Hipólito Mejía, la jurisdicción electoral acogió una petición realizada por sus representantes, a los fines de citar a los miembros de la Comisión Política del PRD para la próxima audiencia en el TSE, la cual se llevará a cabo el viernes 15 de los corrientes.

De inmediato, las reacciones no se hicieron esperar, pues las partes envueltas en el asunto se enfrentaron en las afueras del tribunal, provocando disturbios en las vías aledañas, así como la militarización del área.

Asimismo, unas cuatro personas resultaron heridas, incluyendo el chofer del legislador por el Distrito Nacional y perteneciente a la facción de Vargas Maldonado, Víctor Gómez Casanova.

En horas de la tarde de ese mismo día, los medios de comunicación nacional, tanto radiales, escritos y televisivos, recogían las diversas opiniones de los integrantes del partido en disputa.

Por un lado, los integrantes del grupo que representa al ex presidente Mejía rechazaron todas las medidas impuestas por el TSE, entendiendo que el mismo está parcializado y que, por ende, nunca fallaría a su favor.

En tal sentido, el presidente en funciones del PRD y representante del grupo de Hipólito Mejía, Andrés Bautista, declaró que el gobierno encabezado por el presidente de la República Dominicana, Dr. Leonel Fernández, el presidente electo, Lic. Danilo Medina y Miguel Vargas, presidente del PRD, actúan unificados con respecto al propósito de destruir al PRD.

En ese orden, el citado sector reiteró su llamado de convocatoria para el pasado domingo 10 de junio, en un hotel de la capital dominicana, del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), el cual está integrado por una matrícula de 2,005 miembros.

En cuanto al equipo que rodea al Ingeniero Vargas, varios de sus miembros externaron su satisfacción ante el fallo, ya que, a su entender, se apega a la verdad y ratifica la voluntad de los miembros del partido blanco.

Desenlace de convocatoria grupo PRD-Mejía

Luego de conocerse la decisión del TSE, la facción del ex mandatario Mejía reiteró la convocatoria para el domingo 10 de junio del año en curso, con la finalidad de ratificar las decisiones adoptadas a inicios del mes de junio.

Efectivamente, el pasado domingo, con la presencia del Ing. Hipólito Mejía, Andrés Bautista y Orlando Jorge Mera, presidente en funciones y secretario general del PRD, respectivamente, se llevó a cabo la reunión. También asistieron Geanilda Vásquez, secretaria de organización, y Cesar Sánchez, secretario de asuntos electorales de dicho partido.

Tal y como lo refleja el periódico HOY, en su publicación del día 11 de junio de 2012[1], fueron ratificadas las resoluciones de la Comisión Política evacuadas el viernes 1 de junio de 2012 en contra de Vargas Maldonado y su equipo, por parte de 1,217 (60.1%) miembros del Comité Ejecutivo Nacional-CEN del PRD, de una matrícula de 2,005, que acudieron a la convocatoria hecha por el sector de Mejía, según certificaron los Notarios Públicos Héctor Viloria y José Francisco Matos.

Posiciones encontradas

Hay que establecer que el escenario actual del partido blanco cada vez es más complejo, ya que luego de conocerse el fallo dictado por el TSE, el grupo de Mejía no reconoció dicha decisión como válida. Esto generó grandes expectativas e inquietudes en torno a cómo saldría en esta primera prueba de fuego la legitimidad y credibilidad del TSE, y en qué condiciones de eficacia política quedaría un grupo perteneciente a un partido cuya influencia en la vida nacional es innegable.

En el plano histórico, se sabe de las grandes diferencias que han existido en el PRD, el cual para muchos es y ha sido el partido que más conflictos políticos ha vivido desde 1939, fecha en la que se fundó en el exilio.

Para muchos estudiosos de la ciencia política, la principal oposición que sufre dicha organización es, precisamente, la que se hace en su interior, puesto que en los últimos 12 años, a diferencia de las elecciones nacionales de 2000, en donde el PRD fue unido al certamen electoral y resultó ganador, las de 2004, 2008 y 2012, han estado plagadas por problemas internos entre los diversos grupos que integran el mencionado partido.

A pesar de tales conflictos, ambas facciones parecen sentirse lo suficientemente seguras de sus posturas asumidas, ya que el Ing. Miguel Vargas declaró por escrito que garantiza a los perredeístas y a la República Dominicana que en esa organización prevalecerá la institucionalidad. La mencionada declaración se hizo después de haberse llevado a cabo la reunión convocada por la facción de Mejía.

Por su lado, el grupo de Hipólito Mejía ha declarado que rechazará las decisiones que puedan surgir de otras instancias que no sean las de su partido, tanto así que el presidente en funciones del PRD, Andrés Bautista, estableció el pasado viernes 8 de junio, que el TSE hace un flaco servicio a la institucionalidad, pues a su entender, no fueron garantes de los derechos civiles y políticos de los dominicanos. También estableció que el TSE no tiene competencia para dirimir los conflictos internos del PRD.

Sin embargo, del lado de Miguel Vargas, el conocido jurista dominicano, Lic. Eduardo Jorge Prats, indicó que solo el TSE tiene calidad para dirimir los conflictos internos de los partidos, y advirtió que ni el pueblo dominicano ni la militancia de esa organización política van a permitir que el grupo identificado con el ex presidente Mejía desestabilice la institucionalidad y la legalidad alcanzada hoy en día.

Conclusión

Sin lugar a dudas, el conflicto que se desarrolla en el PRD ha llamado la atención del pueblo dominicano. Obviamente, se habla de un partido que alcanzó, aún con sus problemas internos, según el último boletín emitido por la Junta Central Electoral (JCE), el 46.95% de los votos, lo cual representa 2,130, 189 votos válidos, lo que indica que mantendrá para las próximas elecciones en la casilla #1.

Ahora bien, habría que esperar la próxima audiencia del TSE, la cual fue fijada para el viernes 15 de junio del año en curso, a la cual fueron citados el ex presidente Hipólito Mejía, Milagros Ortiz Bosch, Tony Raful, entre otros integrantes de la cúpula perredeísta, con el fin de garantizar que todo conocimiento de causa sea oral, público y contradictorio, como bien lo establecen los textos legales, encabezados por la Constitución dominicana.

Finalmente, a corto y mediano plazo, lo que se espera es una lucha de intereses donde, al parecer, ni siquiera la Iglesia Católica provocará un entendimiento, como desde hace días lo ha solicitado el mismo cardenal López Rodríguez públicamente, entendiendo que no es bueno para la democracia que el PRD se envuelva en un conflicto de tal naturaleza.

El autor: Es abogado y catedrático universitario