FBI investigara muerte de Ojeda Ríos

Por lunes 26 de septiembre, 2005

Washington, (EFE).- El director del FBI, Robert Mueller, se comprometió hoy a iniciar una investigación interna para esclarecer la muerte del independentista puertorriqueño Filiberto Ojeda Ríos, en un tiroteo con agentes federales el sábado pasado.

Mueller respondía así a una petición presentada hoy en el Capitolio por los congresistas demócratas José Serrano, Nydia Velázquez y Luis Gutiérrez, que exigieron a la Oficina Federal de Investigación (FBI) que se comprometiese a abrir una investigación.

Ojeda Ríos, líder del Ejército Popular Boricua "Los Macheteros", que estaba prófugo desde 1990, murió tras ser herido en un tiroteo con los agentes del FBI que el viernes cercaron la casa donde se escondía en el municipio de Hormigueros, en el oeste de la isla.

Serrano recibió personalmente una llamada de Mueller, tras la cual comentó que estaba "muy contento" de que el FBI hubiera prometido llevar a cabo esta investigación interna.

"Claramente, los detalles que tenemos hasta ahora suscitan preocupación e interrogantes. Esa es la razón por la cual es crucial que lleguemos al fondo del asunto y proporcionemos a los puertorriqueños información y transparencia sobre lo ocurrido", declaró Velázquez.

Para Gutiérrez, "cuanto más información se revela, más dudas surgen sobre cómo manejó la situación el FBI".

En general, los tres congresistas se refirieron al hermetismo que la Oficina Federal de Investigaciones mantuvo durante horas en torno a la operación de arresto que terminó con la muerte de Ojeda.

El gobernador Puerto Rico, Aníbal Acevedo Vilá, también informó hoy de que Mueller le dijo que la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia investigará el incidente.

El puertorriqueño, de 72 años, vivía desde 1983 en la clandestinidad tras escapar cuando estaba en libertad condicional a la espera de un juicio por robo.

La acción para capturarlo y el tiroteo a que dio lugar se inició el viernes, pero hasta el sábado a mediodía no se concedió a las autoridades locales acceso al lugar del incidente.

Asociaciones de hispanos en Estados Unidos, como la Coalición Latina de Ministros y Líderes Cristianos (CONLAMIC), la más grande del país, denuncian la muerte de Ojeda por considerarla una violación de los derechos civiles.

Además, la CONLAMIC pide "el despido inmediato" del director del FBI en Puerto Rico, Luis Fraticelli, a quien describieron como "un incompetente en la ejecución de su deber". EFE