Federer dice que no hay que acusar a todos los argentinos

Por lunes 10 de octubre, 2005

Madrid, (EFE).- El suizo Roger Federer salió en defensa del tenis argentino en general, después de los últimas noticias de dopaje de algunos jugadores de esta nacionalidad y señaló que no se puede atacar a todo un país por ello, sino solamente a los involucrados.

En una teleconferencia previa a su participación en el Masters Series de Madrid que comienza el próximo lunes, Federer apuntó su disgusto sobre este asunto. "No me hizo feliz escuchar que alguien se dopó en Roland Garros. No es oficial aún, no sabemos exactamente qué sucedió, hay que esperar y ver. Pero estoy desilusionado. Puede ser adrede o un error, pero hay que ser muy cuidadosos en estos días, porque se nos controla mucho, y los controles son muy efectivos. No entiendo cómo alguien puede hacer estas cosas".

No obstante, el número uno del mundo fue más preciso y comentó: "No puedes acusar a todos los jugadores argentinos, no puedes atacar al país. Creo que son casos individuales, es un error atacar a Argentina, al país, decir que todos ellos son tramposos", enfatizó el tricampeón de Wimbledon.

También criticó a algunos de sus colegas por el poco interés que muestran en defender su deporte. "Me gustaría que los jugadores se interesaran más por su deporte. Escucho que muchos se quejan, y yo digo que nos juntemos para ver qué podemos hacer. No entiendo por qué hay tantos que hablan tan negativamente del tenis, pocas veces fue tan interesante como ahora, aunque yo esté dominando. Creo que podemos hacer las cosas mejor de lo que lo estamos haciendo", aseguró.

Federer se mostró feliz de jugar en Madrid, y ante la posibilidad de una final contra Rafael Nadal comentó: "sería aún más interesante para todos por jugarse en España"

"Es como enfrentarse a Agassi en el US Open o a Hewitt en Australia. Pero estamos lejos en el cuadro, él es el dos, yo el uno. Pero jugué con Ferrero hace dos años en semifinales y fue fantástico. Ahora debo concentrarme en el torneo".

También comparó su trayectoria con el estadounidense Pete Sampras, y dijo: "Tengo un camino largo por delante, estoy en la mitad de mi carrera. Si miras a Sampras, tuvo récords increíbles. La gente dice muchas cosas… Espero, en todo caso, entrar en el 'top ten' de los mejores de la historia".

"Es muy agradable escucharlo", añadió, "pero la gente olvida a veces lo grande que fueron Pete Sampras o Ken Rosewall en su mejor momento, o Andre Agassi. Ahora estoy en la cima y todos dice obviamente que soy el mejor. La tecnología ahora ayuda mucho. No soy quién para juzgarlo, pero creo que no se sabrá nunca quién es el mejor, porque se trata de diferentes eras".

Sobre el pulso que mantiene con Nadal (11 títulos cada uno esta temporada), y ante la idea de que el español no podrá desbancarle a finales de año, Federer recordó que a él le sucedió algo igual en el 2003 con Andy Roddick.

"Entonces no podía haber jugado mejor, y sin embargo, terminé número dos. Rafael ha protagonizado una increíble temporada, ganó diez títulos y un Grand Slam. Es cierto, normalmente eso sería suficiente para ser el número uno. Pero no tengo dudas de que estará en la cima por mucho tiempo".

También mostró su punto de vista por las modificaciones que la ATP quiere introducir en el dobles, reduciendo cuadros, acortando sets y limitando la presencia de especialistas. "Yo disfruto jugando dobles", dijo, pero "creo que hay que dejar las cosas más o menos como están. Mi idea era introducir el 'super tie break' para el tercer set, pero el resto lo dejaría como está. No me gustan los sets cortos. Es cierto que si se reduce un poco el tiempo del dobles yo consideraría la posibilidad de jugarlo en toda la temporada", dijo.

Federer se encontrará en Madrid, con las famosas modelos recogepelotas a las que no pudo ver el año pasado porque no acudió a la cita del Madrid Arena. "No estaba allí el año pasado", dijo riendo. "¿Pero recogen bien las pelotas? Está bien entonces. Si no habría que buscar unos buenos júniors". EFE.