Fedocámaras denuncia buscones secuestran las Oficinas de Trabajo de Santiago

Por admin lunes 31 de marzo, 2008

Una decena de instituciones afiliadas a la Federación Dominicana de Cámaras –FEDOCAMARAS- denuncian que las Oficinas de Trabajo de Santiago ha sido secuestrada por un grupo de buscones, al tiempo que apeló a la sensibilidad de los organismos competentes para que liberen a esa institución estatal.

En un documento de prensa, FEDOCAMARAS, denuncian que los buscones provistos de carnets se dedican a captar las personas con el objetivo de comprarles sus casos, cuya mercancía que se vende al mejor postor, afirmando que con ello se viola la seguridad patronal y laboral.

Quienes firman el documento son Ricardo Fondeur Victoria, presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Santiago; Luís Núñez de la Asociación de Comerciantes e Industriales; Oliverio Espaillat, de la Asociación de Industriales de la Región Norte; Aquiles Bermúdez, de la Asociación de Industrias de la Zona Franca; Félix García, de la Asociación para el Desarrollo, Incorporada; Fernando Capellán, de la Asociación Dominicana de Zonas Francas; Fernando Quiñones, de la Asociación de Abogados de Santiago y José Miguel Minier, de la secional en Santiago del Colegio de Abogados

Los representantes de esas entidades están muy preocupados y afectados por lo que a continuación se expone, se permiten llamar la atención del país sobre una situación que empaña la dignidad de la Justicia en el Distrito de Santiago y que lacera nuestro actual Estado de Derecho.

Denuncia que sus miembros y la sociedad misma ve con preocupación cómo los asociados son afectados por un grupo de inescrupulosos, quienes actuando como defensores de los trabajadores y haciendo un uso abusivo de las razonables vías de derecho, han secuestrado una localidad oficial, creando un gran malestar en nuestra comunidad empresarial.

Se refiere Fedocámara a las Oficinas de Trabajo de Santiago, que funciona en la sexta planta del Edificio Gubernamental Don Antonio Guzmán, mejor conocido como El Huacalito, se hallan enquistados grupos de individuos, comúnmente denominados buscones, quienes provistos de carnets se dedican a captar las personas con el objetivo de comprarles sus casos, cual mercancía que se vende al mejor postor.

De esta forma se le da visos de legalidad a las posteriores acciones y chantajes de todo tipo que interponen en contra de los exempleadores de las personas a quienes le han comprado los casos.

Estos personajes son los mismos que escenifican los saqueos, desvalijamientos y depredaciones a las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas y comercios, so pretexto de que se tratan de embargos laborales.

Es evidente que los buscones carnetizados se han situado por encima de la ley, ocasionando un deterioro del Estado de Derecho y de la Seguridad Jurídica, lo cual está afectando el clima de negocios, así como la estabilidad económica y social.

Por ello nuestras instituciones apelan a las autoridades, para que se aboquen a aplicar los correctivos correspondientes con la brevedad que el caso amerita, en beneficio de la paz laboral y por ende de los propios trabajadores, los empleadores, así como del desarrollo del país.