Felix Bautista, un nombre que produce ronchas

Por El Nuevo Diario viernes 30 de noviembre, 2012

El gran maestro altruista de la política dominicana, Juan Bosch, siempre decía que muchísima gente calumnia al otro, con el objetivo de que algo quedara sobre el tipo de calumnia, que se deseaba quedara etiquetada sobre la personalidad del individuo. Félix Bautista, ha permitido con su silencio, que sobre su nombre y su apellido, se haya acumulado el peor de los epítetos que se le puede endilgar a un ser humano, como es, el de ser ladrón; no es por casualidad que hasta esa palabra suena tan fea y cae mal en los oídos que las escuchan.

Para ustedes darse cuenta de la gravedad del asunto, solo tienen que buscar en los periódicos digitales, algunas noticias en donde se mencione el nombre del legislador sanjuanero, y lean los comentarios de los lectores, para que vean cuantas groserías y ofensas se escriben sobre él.

Y que decir de páginas de las redes sociales, como Twister, Facebook, entre otras, las cosas que se insertan en ellas, sobre los supuestos robos que este hombre ha hecho, los usuarios se dedican a este tipo de cosa, sin siquiera tener conocimiento del tema, mas bien movido por un sentimiento irracional.

No solo en los periódicos, ni en las redes sociales, se combate con fiereza el nombre de Feliz Bautista, la radio y la televisión, forman parte de los medios que muchas personas usan para seguir lanzando lodo sobre este hombre, que continua quieto, sin siquiera defenderse.

En una ocasión que me encontraba en el gran Santo Domingo, caminaba por la avenida Duarte, con una mochila usada, de las que suele donar el legislador a los estudiantes, la cual tenía grabada el nombre de este, en un lado visible de la misma.

Al pasar por uno de los tantos establecimientos comerciales, de esa popular arteria comercial, varias personas que se encontraban en el mismo, hicieron comentarios negativos leyendo el nombre de Félix Bautista grabado en la mochila.

Es conocido historia de sobrinas de Félix Bautista, que han sufrido en carne propia, los insultos que hacen algunas personas sobre su tío, como el caso de un profesor universitario, que se la pasó criticando acremente al senador sanjuanero, tildándolo de ladrón, en el aula de docencia, frente a los ojos atónitos, de una de sus sobrinas.

Si existe alguien culpable de esta situación, es el propio Félix Bautista, que ha permitido que su nombre y su apellido, se ande, como carne en boca de los perros, cada cual diciendo lo que mejor le parezca.

El nombre de una persona, es la cosa más sagrada que puede tener alguien, es el sello con el cual marcamos cada paso de nuestra vida, y por lo tanto, debemos cuidarlo para el bien de la posterioridad de nuestros descendientes, con el objetivo de que estos no se vean afectados en su futura vida.

Cada día que pasa, aumentan mas los repudios y los insultos sobre el legislador, en cambio, él permanece hermético, mudo, inmutable, sin reaccionar frente a sus acusadores demandándolo en la justicia para de una vez y por todas limpie su nombre.

No creo que con ese silencio sepulcral, con esa actitud pasiva, Félix Bautista este actuando bien, porque lo único que ha conseguido, es llevar dolor y sufrimiento a muchos de sus familiares, que tienen que soportar, muchos insultos y ofensas.

Con el nombre de una persona no se juega, y con el de Félix Bautista se jugado demasiado.