Fernández exige a PN y DNCD captura Figueroa Agosto y su red

Por Carlos Luis Baron viernes 2 de julio, 2010

SANTO DOMINGO.- El presidente Leonel Fernández exigió este viernes a los jefes de la Policía Nacional y de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), mayores generales Rafael Guillermo Guzmán Fermín y Rolando Rosado Mateo, que no acepta otra cosa que no sea la captura del fugitivo José David Figueroa Agosto y de toda su red, para su sometimiento a la justicia. “Ahí está en juego toda la credibilidad de las autoridades dominicanas y ahí también está de por medio toda la credibilidad del Estado dominicano en la lucha y persecución del delito y el narcotráfico, por tanto es el mayor empeño el que tenemos en que sean capturados y sean sometidos a la justicia”, afirmo.

Durante un encuentro con comunicadores, Fernández significó que si en las investigaciones se determina que Figueroa Agosto tiene complicidad con el poder establecido en cualquier ámbito, también serán severamente castigados.

Observó que se trata de un caso en el que la población dominicana tiene una gran expectación de cómo se resolverá, por lo que se está disponiendo de un gran empeño para resolverlo “…para que el pueblo dominicano pueda observar que el gobierno dominicano tiene el más firme compromiso y el inquebrantable interés en preservar la paz ciudadana y en enfrentar de forma drástica y severa a todo el que pretenda perturbar el orden público en la República Dominicana”.

En ese sentido, reiteró el firme e inquebrantable compromiso que tiene su gobierno de enfrentar con determinación y de forma drástica el crimen organizado y cualquier hecho que atente contra la paz ciudadana y el orden público establecido en la República Dominicana.

El jefe de Estado indicó que igual voluntad hay desde el gobierno en manejar con transparencia y legalidad los recursos del Estado, a los fines de que la gestión merezca la confianza de la población.

Afirmó que las autoridades están bien dinámicas y activas tras la pista, tanto en territorio nacional como en el extranjero, de Figueroa Agosto.

Asimismo, el jefe de Estado deploró la forma en que agentes de la Policía Nacional ultimaron al joven universitario Abraham Ramos Morel, al tiempo de expresar sus condolencias a la familia del malogrado estudiante de derecho.

Indicó que es una obligación de la jefatura de la Policía Nacional presentar un informe en torno al hecho de sangre y, en caso de que se determine que sea necesaria, imponer las sanciones reglamentarias.

El presidente Fernández argumentó que se trata de una muerte deplorable que debe recibir el rechazo de toda la población, y que no tiene ninguna justificación, al tiempo de insistir en que las autoridades policiales deben darle una explicación a la población.

Dijo que la Policía tiene que tomar en consideración que en un ambiente donde prolifera la delincuencia y donde puede haber una acreción a un ciudadano, estando en la oscuridad, cualquier persona se siente temerosa de acudir al llamado de alguien que no se sabe si es policía o no.

Sobre el coso de la Torre Atiemar, del español Antonio del Tiempo Marques vinculado al narcotráfico, el presidente Fernández dijo que hay que observar la conducta y el hecho de cada quien.

“Un presidente de la República, un líder político es una figura pública que tiene forzosamente que vincularse con mucha gente, está expuesto al público y ese es un riesgo. Y naturalmente me traen un empresario que va hacer una inversión, el Presidente asume que es para hacer un inversión, porque no creo que el nivel de torpeza esa tal que vaya en público, en presencia de la prensa y de toda la opinión pública a emprender una acción que sabe que luego le va a afectar”, indicó