Fija pautas para evitar desgracias a niños en Semana Santa

Por admin lunes 17 de marzo, 2008

La Sociedad Dominicana de Pediatría advierte a los padres, madres y tutores de niños y niñas sobre las medidas que deben tomar para evitar que los menores sufran desgracias o problemas de salud durante las vacaciones de la Semana Mayor. La doctora Tharsis Hernández, presidenta de esta entidad, explica que estas medidas van desde el transporte a los menores, el cuidado en con los alimentos y medicamentos, las horas a que deben bañarse en ríos o playas hasta como volar la chichigua.

El tipo de ropa a utilizar y el peligro de la chichigua si hacen contacto con alambres eléctricos.

En compañía de los miembros de la directiva de la Sociedad de Pediatría en una rueda de prensa en la mañana de este lunes, la doctora Hernández hizo las recomendaciones siguientes:

Niños o niñas deben colocarse en el asiento trasero del vehículo sujetado con la correa o cinturón de seguridad. Si se trata de un asiento especial para menores, debe ser adecuado a su edad.

Quienes viajen en transporte público, NUNCA deben colocarse en los asientos delanteros, ni en puertas o ventanas y éstas deben mantener los seguros y los vidrios cerrados.

De igual modo, padres, madres o tutores no deben permitir que sus hijos u otros menores bajo su cuidados arrojen desperdicios por las ventanas, saquen las manos y mucho menos la cabeza.

En cuanto a los alimentos, la Sociedad de Pediatría recomienda que sean frescos y se mantengan refrigerados. No se deben ingerir alimentos cocidos días previos, salvo que estén refrigerados y calentados antes de su consumo.

Otra medida importante es mantener a niños y niñas bien hidratados, principalmente si van a la playa. Si presentan diarreas o vómitos, debe iniciar de inmediato la hidratación vía oral (por la boca) con un suero de hidratación oral. La Sociedad recomienda el de sobre que se prepara en un litro de agua hervida y sólo tomar agua potable.

La hidratación oral debe iniciarse con pequeñas cantidades de suero y si persiste la diarrea o el vómito, se debe acudir al médico más cercano.

Sin consulta médica no deben utilizarse medicamentos como antidiarreicos, para vómitos, ni para cólicos.

También es importante el cuidado con bebidas alcohólicas como ron, cerveza o whisky, porque en ocasiones los padres se descuidan dejando residuos en los vasos, lo que pueden ingerir los niños imitando a sus progenitores, dando como resultado la intoxicación alcohólica en los menores.

En cuanto a playas o río, no se deben introducir a los menores en horario de 11:00 de la mañana a 4:00 de la tarde, momento en que el sol tiene más intensidad y puede sufrir sofocación, presentar quemaduras fuertes y deshidratación severa.

Otra sugerencia es no permitir que los niños entren al agua inmediatamente después de una comida abundante, porque pueden sufrir indigestión, además de quemaduras fuertes y signos de deshidratación severa, lo que se manifiesta con debilidad, decaimiento, resequedad de la mucosa oral, saliva espesa o escasa, llanto sin lágrimas, aumento de la temperatura corporal, ojeras y ojos hundidos.

Para evitar cortaduras y clavaduras en los pies, la Sociedad exhorta a padres y madres a no dejar a sus hijos andar descalzos, a utilizar repelentes y mosquiteros para evitar picaduras de insectos y, por ende, enfermedades. Estas medidas son vitales para los menores que van a zonas montañosas y al campo, además deben usar protector solar porque la piel puede mancharse con los rayos del sol.

Se recomienda para la ocasión usar ropa ligera y fresca.

Mucho cuidado con que los niños suban a techos a volar chichigua porque si pisan alambres eléctricos o se enredan en los mismos podrían electrocutarse. También pueden distraerse, caer de la altura y sufrir traumatismos serios y hasta perder la vida.

En el caso de que el niño o niña reciba tratamiento con medicamentos, llévelo con usted, y si le da dolor de cabeza o fiebre, la Sociedad Dominicana de Pediatría recomienda Acetaminofen en tableta o jarabe.