Firma del Pacto de Civilidad ¿Para qué?

Por Carlos Luis Baron domingo 18 de marzo, 2012

Resulta paradójico, que los partidos políticos el dia16 de marzo de los corrientes, suscribieron un acuerdo para realizar una campaña electoral civilizada, con la ausencia de los candidatos presidenciales, que son los jefes absolutos de sus respectivas campañas y que por el contrario estuviesen presentes entre los firmantes quienes han hecho del vituperio salvaje de la difamación un estilo de hacer política.

Apenas el día anterior, el flamante Ministro de la Presidencia Cesar Pina Toribio y Ing. Temístocles Montás, lanzaron el más feroz y salvaje ataque contra el candidato presidencial del PRD, en un intento desesperado por detener sus pasos agigantados hacia una aplastante victoria electoral el próximo 20 de mayo del 2012.

Una hemorragia incoercible se está produciendo a lo interno del Partido de la Liberación y aliados, hacia la Candidatura imbatible del Ing. Hipólito Mejía, por ejemplo, mañana domingo 18 de marzo, está convocado el nordeste para recibir al Secretario de Estado Sin Cartera de Ultramar, Lic. Alejandrito Santos, quien asqueado por los bochornosos actos de corrupción del gobierno, regresa a su antigua casa política, donde no existen rencores, ni odios patológicos, por ser el templo o santuario de la democracia dominicana.

Así mimo, el autentico liderazgo del reformismo ortodoxo, honrador de la memoria del Dr. Balaguer, han decidió apoyar al guapo de gurabo, eso no le detiene nadie, ni la infamia, ni los cheques del estado.

La desesperación de los peledeistas, ha hecho que hombres caracterizados por la decencia política, nos decepcionen en la hora cero, porque hemos seguido los pasos del Dr. Cesar Pina Toribio, quien llevaba una brillante carrera política como un civilista por estirpe, ha abandonado la compostura en pleno palacio presidencial al hacer acusaciones mendaces, sobre un ilustre ciudadano dominicano, que enaltece por su acrisolada conducta de hombre honesto a todas pruebas, su ejercicio como hombre de estado y empresario exitoso del sector privado.

Hipólito, fue capaz como el ave blanca de Salvador Gaviota, de pasar por los pantanos del poder, sin que se le salpicara una sola de su blanco e inmaculado plumaje.

El acto firmado ayer, en un acto social entre hombres bien intencionados ligados al quehacer partidario en la República Dominicana, pero carente de sentido y de respeto en sí mismo, porque cuando un documento de timbre civilista como el firmado es rubricado por quienes justo actúan de manera irracional, salvaje y difamatoria, contra el principal candidato opositor y probable presidente de la República, esto no pasa de ser un acto social de campaña, al estilo de una tarde de té o de queso y vino, entre contertulios habidos de reforzar los nexos sociales.

Además, hay cosas que yo no entiendo, me gustaría que mi presidente del partido, Miguel Vargas, me explicara, el no firmó con el Presidente de la Republica Dr. Leonel Fernández un documento que debió ser honrado por las partes, en la que se comprometía a aprobar la ley de Partidos Políticos, que es el instrumento idóneo para regularizar entre otras cosas la conducta en la campaña electoral.

No solo que faltaron a la solemnidad de la palabra, que Miguel Vargas al ser burlado por el Jefe de Estado y Presidente del PLD, ha quedado muy mal ante la opinión pública nacional, y aunque el no quiera admitirlo ese fue su mayor verdugo a lo interno de la convención que le dejó el sabor a hiedra, no sé porque Miguel, sigue firmando papeles con los peledeistas y sobre todo que ayer, no levanto su voz para protestar antes de firmar por los insultos, canalladas y barbarie que se dicen del Ing. Hipólito Mejía.

Señores y señoras, amigos lectores, nada detiene la decisión del pueblo dominicano de sacar al PLD del poder, los aires de renovación soplan en la nación dominicana, Hipólito y Luis, representan el autentico cambio nacional y son la esperanza de renovación nacional.