Fiscalía llama a declarar periodistas por golpe Estado a Chávez

Por lunes 31 de octubre, 2005

Caracas, (EFE).- El fiscal de Venezuela, Isaías Rodríguez, dijo hoy que se ha llamado a declarar a periodistas por el golpe de Estado de 2002 contra el presidente Hugo Chávez, para avanzar en las investigaciones y no para que revelen sus fuentes o intimidar. Rodríguez señaló en un comunicado que las citaciones de la Fiscalía "no son instrumentos intimidatorios, prácticas arbitrarias o de abuso de poder (…). No se les está pidiendo que revelen sus fuentes; se busca sí, una ratificación formal de lo que cada periodista ha informado".

"Sin revelar sus fuentes, cuando éstas dan la información 'off the record' (sin ser identificada), pueden aportar a una investigación penal indicios importantes que orienten a los fiscales", agregó el fiscal y ex vicepresidente del Gobierno.

Rodríguez admitió que las citaciones las originó un reportaje que publicó el domingo el diario caraqueño "El Nacional", titulado "Periodistas se resisten a ser confidentes de la Fiscalía", con entrevistas a varios comunicadores que rechazan tener que declarar.

"La Fiscalía General de la República no busca 'confidentes' ni 'periodistas jueces' sino justicia, la que reclaman los afectados", y todas sus actuaciones "están apegadas a derecho", aseguró.

Tras aclarar que la investigación periodística no es igual a la que procesa el Ministerio Público, sostuvo que aporta "elementos claves, inherentes a dicha investigación que, por lo general, no forman parte de lo que se ha publicado".

Rodríguez aseguró que "respeta todo el articulado constitucional referido al derecho a la información" y que "todos los ciudadanos, sin excepción, y los periodistas son también ciudadanos, están obligados a cooperar con las investigaciones (…) en aras de la "justicia y del respeto al Estado de Derecho".

"En razón de lo anterior -concluyó-, la Fiscalía reconoce la trascendental labor que en las sociedades democráticas cumplen los comunicadores sociales, por lo que no hay razones para temer a participar en un proceso de investigación".

La oficina de Rodríguez investiga a centenares de civiles y militares supuestamente involucrados en el golpe de Estado que en 2002 logró derrocar durante dos días al gobernante. EFE