FLASH

Por Carlos Luis Baron domingo 8 de enero, 2012

Dicen que el ladrón juzga por su condición…Estados Unidos (EEUU y/o USA) califica de búsqueda “desesperada” de amigos y aliados, la gira del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, a varios países de América Latina…

Es obvio, que quien luce doblemente desesperado es el gobierno USA…Primero, en su frenética oposición a que la ONU reconozca a Palestina como Estado, y segundo, al observar cómo los pueblos latinoamericanos se alejan cada vez más de las injerencias, imposiciones, discriminación y avasallamiento USA…

Con su larga y entrometida nariz, el Pentágono y la casa negra se abrogan un derecho que solamente los países con gobernantes “tumba-polvo” le permiten hoy día: el de violar la soberanía de otras naciones, marcándoles directrices dictatoriales bajo el ya gastado disfraz de “sugerencia” y la excusa de su lucha contra un fantasma al que califica de “terrorismo”…Lo dicho, el ladrón juzga por su condición…

De hecho, el gobierno de Obama hasta se ha permitido “informar” a Latinoamérica, que la nueva ley de gastos de defensa “contempla sanciones contra cualquier institución extranjera que comercie con el Banco Central de Irán”….Naturalmente, más que una “información”, eso suena a abierta amenaza…

No obstante, los contactos de Irán con los hermanos países de esta región no son algo nuevo, ya que inició sus primeros contactos petroleros con Venezuela y México hace ya varias décadas….

Sí, el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad inició este domingo una gira por Cuba, Venezuela, Nicaragua y Ecuador, donde gobiernan HOMBRES, no peleles…Aunque una legisladora estadounidense demuestra gran ignorancia al afirmar que en esta gira el líder iraní se acerca a otros “dictadores y violadores de los derechos humanos" en la región, refiriéndose a presidente electos y reelectos mediante el voto popular en sus respectivas naciones…Reitero, el ladrón juzga por su condición…

Deseamos gran éxito al presidente Mahmud Ahmadineyad en su gira por América Latina..y es una verdadera lástima que nuestra República Dominicana no esté incluida en su itinerario.

Autora: MARGIE JOVER RIZIK.