FLASH

Por Carlos Luis Baron domingo 22 de enero, 2012

A veces resulta difícil escribir la columna de los lunes, porque como es lógico suponer, los fines de semana son los días favoritos para mis hermanos, primos y amigos venir a visitarme, y a veces tan agradables visitas coinciden con las pocas horas de energía eléctrica, y su regreso a la ciudad coincide con el inicio del apagón…

Ayer no recibí visitantes porque advertí con tiempo que iría a la ciudad para hacer la compra mensual del supermercado…cruzando los deditos para que no se produzca ¡otra! avería en el circuito de esta zona con el consabido apagón de 34 horas, y tenga que echar en la basura todos los productos que necesitan refrigeración, como ha pasado en tres ocasiones anteriores…

Pero..al mal tiempo buena cara..así es que, ¿por qué no iniciar la semana con una sonrisa..o quizás con una buena carcajada?…Mi prima Nené me envió ayer un “email” con algunas situaciones jocosas, reales o ficticias, que se producen en personas de edad muyyy avanzada…

Un hombre, mientras celebraba su cumpleaños número 100, estaba siendo entrevistado por un cronista del diario local. "Y, ¿a qué atribuye su longevidad?", le preguntó el reportero. El centenario contestó, "me aseguro de levantarme todas las mañanas." El reportero confundido preguntó: "Y ¿cómo lo hace?" El hombre contestó: "Bebo seis vasos de agua antes de acostarme.”

El lugar equivocado Dos señores de muy avanzada edad estaban una mañana tomando un desayuno en el café de la esquina. Ignacio notó algo raro sobre la oreja de Carlos y dijo:“Carlos, ¿sabes que tienes un supositorio en tu oreja izquierda?"¿Yo tengo un supositorio?". Se lo arrancó y lo miró fijamente.Entonces dijo: Ignacio, me alegro que hayas visto esta cosa…Ahora sé dónde está mi audífono."

Autora: MARGIE JOVER RIZIK.