FLASH

Por Margie Jover Rizik miércoles 5 de septiembre, 2012

Desde que nacemos, hasta el día que abandonamos (o nos hacen abandonar) este mundo, celebramos la fecha de nuestro nacimiento cada doce meses, añadiendo un año más a nuestra edad..excepto aquellas personas que, en vez de sumar un año restan varios…

*******

En mi caso, cada 12 meses agrego fielmente un año más a mi feliz y productiva existencia…Sobrepasé hace “ratones” el medio siglo, y aunque mis muchos años están llenos de las más variadas e inverosímiles vivencias y experiencias, no me pesan en lo absoluto, porque los llevo con dignidad, muy orgullosa de sentirme tan realizada, y agradeciendo cada día al Dios Creador el privilegio de llegar a mi edad con salud suficiente para disfrutar, con mis niños peludos de 4 paticas, de este pedacito de cielo en la tierra que he bautizado con el nombre de “Doggyland”, o “tierra de perritos”…Nada me hace más feliz en esta vida, que verlos corretear libremente y jugar alegres entre los árboles de Tamarindo, Coco, Guanábana, Níspero, Mandarina, Aguacate, Naranja, y muy pronto de Cramberry y Moringa…o esconderse detrás de las tanquetas de pintura en las que cultivo flores, ajíes, pimientos morrones, puerro, hierbabuena y fresas…

*******

Esta será la última columna de esta semana, porque, ciertamente, este viernes 7 de septiembre seré un año más vieja que en esa misma fecha del año pasado, pero más joven que igual fecha del año entrante, ¡¡si Dios me sigue privilegiando y bendiciendo cada día!!..Porque, siempre digo que cumplir el medio siglo de vida es un privilegio, pero sobrepasarlo es sencillamente un privilegio divino…

*******

Esta semana la he tomado para una limpieza general, fumigar todas las áreas, poner pipetas a mis niños para mantenerlos libres de pulgas y garrapatas (que por esta zona abundan debido a las vacas, caballos, y a los mismos perros cuyos dueños no se ocupan debidamente de ellos)…

*******

Igualmente, pasar la máquina por la grama para podarla, pues con las copiosas lluvias creció

increíblemente en menos de un mes, lavar las casitas de mis niños y preparar bizcocho y helado…

*******

En fin, una extensa lista de tareas, para mañana no tener que hacer absolutamente nada que no sea descansar, compartir el helado y bizcocho con mis adorados niños…¡¡y bailar!!…Ahh..¿creían que ya no bailaba?…Pues se equivocaron..¡¡bailo más que un trompo!! Joi joi joi.

Autora: MARGIE JOVER RIZIK.

margieflash@hotmail.com