Fox da por “cerrada” crisis Chávez y la deja en manos Cancillería

Por martes 15 de noviembre, 2005

México, 15 nov (EFE).- El presidente mexicano, Vicente Fox, dio hoy por cerrada la crisis diplomática con Venezuela, a la espera de que la labor de su Cancillería pueda "distensionar" las relaciones en las próximas semanas. La controversia derivó ayer en el retiro de los embajadores de ambos países, por lo que las relaciones de México y Venezuela, socios con Colombia en el Grupo de los Tres (G-3), se encuentran hoy al nivel de encargados de negocios.

En medio de llamados de vecinos latinoamericanos a normalizar los vínculos, la Administración Fox dio por "cerrada" la controversia con el presidente venezolano, Hugo Chávez, y sugirió que será la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) la encargada de tratar con Caracas la posibilidad de elevar el nivel de las relaciones.

"Para nosotros este es un caso ahora cerrado, (y) esperamos que en las próximas semanas o meses pudieran distensionarse las relaciones para que se puedan restablecer a su máximo nivel", dijo el portavoz de Fox, Rubén Aguilar, en una conferencia de prensa.

Sin embargo, el presidente mexicano había advertido la víspera que se podrían romper definitivamente las relaciones si persisten los "insultos" por parte de Chávez.

Añadió que el conflicto con Caracas "ha sido lamentable y no hubiésemos querido que hubiera sucedido, no hubiéramos querido que se utilizara este lenguaje agresivo contra el Gobierno y el pueblo de México por parte de las autoridades venezolanas".

La controversia se agudizó el lunes cuando Caracas rechazó un ultimátum lanzado por México, que exigía una disculpa por lo que consideró "insultos" lanzados por Chávez contra Fox, quienes mantienen posturas divergentes ante la eventual creación del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

El presidente venezolano, un férreo opositor al ALCA, calificó a su homólogo mexicano de "cachorro del imperio" y "entreguista a EEUU", y el domingo le advirtió de "no meterse" con él, so pena de "salir espinado" (escarmentado).

"Pero hay que dar vuelta de página, hay cosas mucho más importantes que ver, (como) el Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC), por ejemplo", enfatizó hoy Aguilar al dar por "cerrada" la controversia.

Fox viajará mañana, miércoles, a Corea del Sur para participar en la reunión de líderes de la APEC y defender en ese escenario el libre comercio, según fuentes de su Gobierno.

Sin nombrar a nadie, Fox criticó hoy durante una gira de trabajo por el norteño estado de Coahuila, fronterizo con EEUU, a "quienes con gran miopía" y "con visión de nacionalismo" rechazan la apertura comercial y piensan que la solución al desafío que representan China, India y otras vigorosas economías asiáticas "es encerrarse y no competir".

Al insistir en los "beneficios del libre comercio", el mandatario mexicano señaló en Coahuila que los países que han logrado mejorar la calidad de vida de sus habitantes son aquellos "que hacen intercambio de bienes y servicios y atraen inversión".

Previamente, el embajador de México en Caracas, Enrique Loaeza, regresó a su país y dijo que recibió "buen trato" al salir de Venezuela en la mañana de hoy.

"Me trataron muy bien, espléndidamente, e inclusive varias personas me saludaron en el aeropuerto" de Caracas, declaró el diplomático a su llegada a la terminal aérea de Ciudad de México, donde fue recibido por funcionarios de la SRE.

El diplomático dijo que se reuniría de inmediato con el canciller mexicano, Luis Ernesto Derbez, para ponerlo al corriente de los últimos episodios relacionados con la crisis con Venezuela.

Por su parte, el embajador venezolano en Ciudad de México, Vladimir Villegas, que viajó anoche a su país, declaró hoy en Caracas que la decisión del Gobierno de Fox de vetar su eventual regreso a la sede diplomática supone "una represalia" por la determinación venezolana de no ofrecer la disculpa.

Venezuela niega que haya "insultado" a Fox y asegura que la situación creada es "responsabilidad" del mandatario de México, que cuestionó la oposición de Chávez al ALCA, en la reciente Cumbre de las Américas en Mar del Plata (Argentina).

Analistas mexicanos consideran que la actual crisis se debe por igual a la "falta de tacto diplomático" del Gobierno de Fox como al "estilo provocador" de Chávez.

"Los dos presidentes han fallado y, por lo tanto, ambos deben ceder en sus posiciones para restablecer las relaciones, cuyo enfriamiento no le viene nada bien a América Latina", dijo a EFE el analista Gabriel Gutiérrez, profesor universitario de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales.