Fox no asiste a cumbre Mercosur pero pide el ingreso de México

Por martes 6 de diciembre, 2005

Montevideo, 6 jun (EFE).- El presidente mexicano, Vicente Fox, no asistirá a la cumbre del Mercosur que se celebrará esta semana en Montevideo, pero envió una carta, a la que tuvo acceso EFE, en la que pide que su país sea aceptado como miembro asociado del bloque."México quiere ser parte del esfuerzo integracionista que impulsa el Mercosur y es por esta razón que busca concretar una fórmula que lo permita", reza la carta enviada por México al mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, a cargo en este semestre de la presidencia pro témpore del bloque.

El Mercosur fue fundado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y en la cumbre de Montevideo será aceptado como miembro pleno Venezuela, que hasta ahora era asociado, como también lo son Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia.

En la carta enviada a Vázquez, Fox pide "ayuda" para que la adhesión de México al bloque como miembro asociado sea colocada en la agenda de la cumbre presidencial de los días 8 y 9 de diciembre.

"La participación de México como Estado Asociado del Mercosur contribuirá al fortalecimiento de América Latina y a su posicionamiento en la escena internacional", subraya Fox.

La misiva recuerda que durante la Cumbre del Mercosur en Puerto Iguazú (Argentina) en julio de 2004, Fox presentó la solicitud formal de adhesión como estado asociado.

El texto señala que México es miembro de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), que suscribió un Acuerdo Marco con el Mercosur con el objetivo de crear un área de libre comercio y que ha suscrito acuerdos bilaterales con cada uno de los países miembros del bloque.

El hecho de que ni Fox ni ningún otro miembro del gobierno mexicano asista a la cumbre de Montevideo es interpretado en círculos políticos como una estrategia para evitar confrontaciones o métodos de reconciliación con el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Ambos mandatarios tuvieron un enfrentamiento verbal a través de los medios de comunicación tras la Cumbre de las Américas, en noviembre pasado, conflicto que aún no se ha solucionado y ha dejado las relaciones diplomáticas bilaterales a nivel de encargados de negocios.