Francia impondrá toque de queda para prevenir violencia urbana

Por martes 8 de noviembre, 2005

París, 8 nov (EFE).- El presidente francés, Jacques Chirac, consideró hoy "necesario" el toque de queda decidido por el Consejo de ministros para "acelerar la vuelta a la calma" en Francia, que sufre una ola de violencia urbana desde el pasado 27 de octubre. Esa medida contemplada en la ley de abril de 1955 sobre el estado de emergencia adoptada durante la guerra de Argelia, podrá entrar en vigor desde esta misma medianoche, precisó el portavoz del Gobierno, Jean-Francois Copé.

A finales de esta semana, Chirac reunirá de nuevo al Consejo de ministros al que se presentará para su aprobación un proyecto de ley que permitirá prorrogar el estado de emergencia más allá de los 12 días previstos en la ley de 1955, añadió Copé.

"En zonas que serán definidas por decreto, los prefectos (delegados del Gobierno) dispondrán de competencias reforzadas para asegurar el mantenimiento del orden y podrán, en particular, imponer un toque de queda para prevenir la violencia urbana", según lo adoptado hoy en el Consejo de ministros.

Esa disposición ha sido presentada por el ministro de Interior, Nicolas Sarkozy, en base a la ley del 3 de abril de 1955, que se refiere al estado de emergencia, aunque el comunicado del Consejo de ministros no hace mención explicita a ese término.

Esta tarde, Sarkozy reunirá a los prefectos de las siete "zonas de defensa" para ver la aplicación de esta decisión excepcional.

Según la evolución de los acontecimientos, "velaremos por su aplicación selectiva", explicó el ministro, tras subrayar que la política del Gobierno conservador se resume en "la firmeza, la sangre fría y la mesura".

El alcalde de Orleans, integrante de la gobernante UMP, ha publicado hoy una ordenanza municipal en la que se prohíbe las salidas nocturnas de todos los menores de 16 años en esta ciudad del centro-oeste de Francia.

Se trata del segundo alcalde que recurre a esa medida antes de que entre en vigor el decreto gubernamental, pues el primer edil de Le Raincy, a las afueras de París, ya aplicó anoche un toque de queda para los menores en su municipio. EFE