Frontera y corrupción

Por Carlos Luis Baron viernes 27 de julio, 2012

Me he referido varias veces al problema migratorio dominicano, y créanme que me duele tocar este tema, pues yo soy migrante y resido en USA por más de 10 años. Pero la situación es realmente alarmante, en mi última visita a Rep. Dom., visité a Haití varias veces cruzando por la frontera de Pedernales, y pude notar el desorden y la corrupción que se mueve allí. Mientras que nosotros tuvimos que pagar 80 dólares por la visa de una de nuestras ayudantes en el ministerio, vimos que los haitianos y dominicanos pasan esa Puerta, como le llaman, como Pedro por su casa. Allí no hay ningún control, pues aunque habíamos sacado la visa de nuestra ayudante nunca nos pidieron papeles, ni para entrar ni para salir, lo que hace esa puerta un flujo de todo tipo de cosas, llámele como le llame, en completa impunidad y ante la vista ciega de las “autoridades” incluyendo la misión de la ONU.

Es cierto que hay alrededor de 14 puestos de control desde Pedernales a Santo Domingo, pero a nadie se le revisa su status migratorio, de forma tal que en la guagua venían dos jovencitas haitianas y nadie las molestó. Y yo me pregunto. Para que rayos están esos puestos de control? Ah! La respuesta es fácil, para fastidiar y alargar el camino y para que los guardias se busquen lo suyo.

Tenemos más de 3 millones de ilegales en Rep. Dom., y la mayoría son haitianos, y yo me preguntaba, como es que llegan tan fácil? La respuesta es: la frontera. Creo que el gobierno está fabulado con el proyecto de unificación de la isla y la pérdida de la dominicanidad. Este negocio le deja a algunos una buena suma de dinero, o sea, hay corrupción rampante en la frontera.

Creo en el libre tránsito, pero no en la migración ilegal. Ese juego de ilegalidad deja una fuerte suma a alguien, en la que sin dudas están las fuerzas armadas y autoridades de ambos países.

Entiendo que los derechos fundamentales deben estar por encima del estatus migratorio, aunque creo que es un tema muy complejo porque involucra intereses comerciales y corrupción. Creo que la mejor iniciativa que podría adoptar el próximo gobierno es internacionalizar el problema migratorio haitiano para buscarle una solución y que el país pueda cumplir con los tratados internacionales suscritos. No entiendo que si fuimos capaces de intervenir en problemas fronterizos de otros países, como lo fue el caso de Ecuador-Colombia que fue resuelto durante una cumbre que impulsó el presidente Leonel Fernández y que tuvo lugar en el país, todavía nosotros arrastramos el lastre migratorio haitiano.

Con razón nos llaman haitianos aquí en USA, ya que para ellos, y así ensañan a sus nacionales, la isla es una sola y se llama Haití.

Les recuerdo que el viernes 17 de diciembre del 2010 a las 7:00 PM vi por la cadena televisiva PBS News Hour de USA un documental en el cual se pone a nuestro país como un país que le impide a los nacionales haitianos el derecho de tener empresas, estudios universitarios y los considera como apátridas. Ese documental dice que se les niega tener teléfonos, sacar papeles de identificación y hasta se les impide vivir en paz. Lo más denigrante de esa información es que la pasaron varias veces y una hora en la que todos los norteamericanos están mirando la TV, pues es la hora del descanso después del dinner o la cena.

En ese documental la señora Sonia Pierret (ya desaparecida), aparece dando declaraciones en contra del país con saña y visualmente presenta las banderas de Haití y la Dominicana de manera denigrante, poniendo la Bandera de Haití por encima de la Dominicana y de mucho y notable mayor tamaño. La susodicha decía que existe una cacería del gobierno quitándoles los documentos a dominicanos nada más porque parecen haitianos.

Ojalá se acabe la corrupción de la frontera y se ayude a Haití a salir adelante, ese pobre país necesita una mejor suerte, hagamos lo que podamos, pero sin deterioro de nuestra nacionalidad.