Fuerza huracán “Epsilon” fluctúa, pero se espera debilitamiento

Por domingo 4 de diciembre, 2005

Miami (EEUU), 4 dic (EFE).- El huracán "Epsilon" sigue su curso por el Atlántico hacia el este, con vientos de 130 kilómetros por hora y, aunque su fuerza fluctúa, se espera un "debilitamiento general en las próximas 24 horas", informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH). "Epsilon" se desplaza hacia el este a casi 19 kilómetros por hora, movimiento que se espera que mantenga durante las próximas 24 horas, informó el CNH, con sede en Miami, en su boletín de las 21.00 GMT.

A esa hora, el "gran ojo" del huracán, de fuerza uno en la escala Saffir-Simpson, de cinco, estaba situado cerca de la latitud 34,3 grados norte y longitud 38,0 grados oeste, a unos 1.070 kilómetros al oeste-suroeste de las Islas Azores (Portugal).

La trayectoria de "Epsilon" podría dar un acusado giro en forma de herradura para tomar, a finales de la próxima semana, dirección hacia el sur del mar Caribe, según las proyecciones por ordenador del CNH.

El huracán tenía a las 21.00 GMT vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes, aunque se espera para hoy "algunas fluctuaciones en intensidad, pero se pronostica un debilitamiento general en las próximas 24 horas", señaló el CNH.

Los vientos huracanados de "Epsilon" se extendían hasta los 35 kilómetros de su centro y los vientos, con fuerza de tormenta tropical, hasta los 140 kilómetros.

Una tormenta adquiere la categoría de huracán de fuerza uno, cuando sus vientos alcanzan los 119-153 kilómetros por hora. La categoría dos, cuando sus vientos alcanzan los 154-177 km/h; tres (178-209 km/h); cuatro (210-249) y cinco (249 km/h en adelante).

La turbulenta temporada de huracanes del 2005 en el Atlántico Norte comenzó el 1 de junio y terminó oficialmente el pasado miércoles, 30 de noviembre, aunque aún sigue activa.

Durante esta temporada, se han formado 26 tormentas y catorce huracanes (incluido "Epsilon"), de los cuales siete alcanzaron las categorías 3, 4 ó 5 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, entre ellos los devastadores "Katrina", "Rita" y "Wilma".

Los meteorólogos han tenido que recurrir, por primera vez en la historia, al alfabeto griego, después de que se acabaran los 21 nombres de la lista de tormentas, preparada para la temporada 2005, con la formación del huracán "Wilma", que afectó a finales de octubre, sobre todo, al Caribe mexicano y a Florida (EEUU).