Fuerzas afganas y EEUU matan más de cien supuestos talibanes

Por lunes 22 de agosto, 2005

Por Farhad Peikar

Kabul, 22 ago (EFE).- Fuerzas estadounidenses y afganas han matado este mes a más de cien supuestos talibanes en una serie de operaciones destinadas a garantizar la seguridad con vistas a las próximas elecciones parlamentarias, informaron hoy fuentes norteamericanas.

En las últimas semanas han aumentado los ataques de los rebeldes a las fuerzas conjuntas afganas y norteamericanas, especialmente en las zonas rurales, lo que fuentes oficiales afganas achacan a su pretensión de boicotear los comicios del 18 de septiembre.

La teniente norteamericana Cindy Moore, portavoz del mando militar de EEUU, señaló hoy en rueda de prensa que al menos 105 talibanes han muerto este mes en una serie de combates en Zabul y Kunar, dos de las provincias más conflictivas de Afganistán.

Indicó que la semana pasada murieron 65 insurgentes en una serie de batallas en el distrito de Daychopan, en la provincia de Zabul (sur de Afganistán), donde este domingo fallecieron cuatro soldados estadounidenses por una bomba colocada por los insurgentes.

Además, en las últimas tres semanas al menos 40 supuestos talibanes murieron en una serie de combates con centenares de militares afganos y estadounidenses en la provincia de Kunar (este de Afganistán).

Esa operación estaba dirigida contra los rebeldes que son considerados responsables de varios ataques, entre ellos el derribo de un helicóptero estadounidense "Chinook" que a finales de junio causó la muerte de dieciséis soldados norteamericanos.

Además, otros tres militares estadounidenses fallecieron entonces en los combates, en los que iba a participar el "Chinook" como refuerzo cuando fue derribado por los talibanes.

El mando militar estadounidense señaló hoy que las elecciones parlamentarias y provinciales del 18 de septiembre, las primeras en la historia del país, dan la posibilidad de "elegir una Asamblea nacional que ofrezca una alternativa contra la violencia continuada y el sufrimiento, y un voto por un futuro libre y próspero".

En una entrevista divulgada hoy, el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, pidió a sus conciudadanos que voten "sin miedo" y aseguró que el resultado de esos comicios, "libres y secretos, representará a la nación afgana".

La proximidad de los comicios parlamentarios ha ido unida a un fuerte incremento de los ataques en Afganistán, un país empobrecido que lleva ya más de dos décadas de violencia.

En los últimos seis meses, cerca de mil personas han muerto en diversos incidentes de violencia, la mayoría de ellos causados por los talibanes, que siguen teniendo una fuerte presencia en Afganistán pese a la caída de su régimen a finales de 2001.

De ellos, más de 50 eran soldados de Estados Unidos, que ha destacado en el país a cerca de 20.000 militares para participar en la operación "Libertad Duradera" contra los talibanes y sus aliados de la red terrorista Al Qaeda.

Según datos del Pentágono norteamericano, más de 150 soldados estadounidenses han fallecido en Afganistán desde que se inició, a finales de 2001, la intervención militar que provocó la caída del régimen integrista islámico talibán.

Este domingo, cuatro soldados de EEUU murieron y otros tres resultaron heridos en un ataque con una bomba de fabricación casera en el distrito de Daychopan, en la provincia de Zabul (sureste de Afganistán).

El general Jason Kamilla, al mando de las fuerzas norteamericanas, dijo que "ataques como ese refuerzan, y no debilitan, la resolución de EEUU, la Coalición, el Ejército Nacional Afgano y el pueblo afgano".

También ayer, dos empleados de la embajada estadounidense en Afganistán resultaron heridos tras ser atacado su vehículo con una bomba a las afueras de Kabul, según informó a EFE el portavoz de la legación norteamericana. EFE